Ha ocurrido en Argentina, en una carretera de la ciudad de San Juan. Un camión que transportaba carne sufrió un accidente, afortunadamente sin víctimas ni heridos graves. Algunos vecinos de la zona vieron el cielo abierto y corrieron a saquear la carga del camión.

Claro, si robas algo tienes que desaparecer rápidamente de la “escena del crimen” y el mejor medio de huir se supone que es un vehículo; si puede ser, que sea capaz de correr más que una bicicleta…

Está claro que ese coche ha visto tiempos mejores. El dueño, si quiere dedicarse a esto del saqueo debería ir pensando en renovar el material de trabajo. Aunque al menos, si consigue llegar a su casa sin que lo persiga medio pueblo, tendrá carne para unos días.

¿Os acordáis de Mazinger Z? Los que pasáis de los 40 seguro qué sí. Pues Mazinger ha vuelto, esta vez a los cines.

Se cumplen 45 años del estreno de la serie en Japón y 40 de su estreno en España. Con ese motivo, el cineasta japonés Junji Shimizu ha rodado un largometraje muy fiel a los orígenes y esencia de Mazinger que homenajea al personaje recreando una secuela que ocurre diez años después del final de la serie; es ‘Mazinger Z: Infinity‘, que llega hoy a las salas españolas.

A Go Nagai, que ha escrito el manga en el que se basa esta nueva película, le ha encantado el resultado: “Me gusta mucho -ha dicho-. Era el Mazinger Z que esperaba. Ha superado mis expectativas”.

La película empieza cuando el expiloto Koji Kabuto, ahora un científico respetado, se encuentra con unas misteriosas ruinas en el monte Fuji. El descubrimiento, que trae de nuevo el recuerdo del Doctor Infierno, amenaza a la humanidad, por lo que el destino del mundo queda, una vez más, en manos de Koji Kabuto y Mazinger Z. Es decir, Mazinger en estado puro, tanto en la historia, como en la técnica, que Shimizu ha mantenido fiel al estilo original de hace casi medio siglo.

Esta no me la pierdo.


Visto aquí

Como tenemos día internacional hasta para cagar, pues hoy resulta que es el Día Internacional de la Croqueta. Se pueden hacer croquetas de todos los tamaños y sabores, pero lo cierto es que es difícil encontrar a alguien a quien no le gusten las croquetas.

La croqueta se inventó en Francia y la primera de ellas se sirvió en la mesa de Luis XIV y día de hoy es uno de los platos estrella en muchos bares y restaurantes.

Pero una cosa tengo muy clara: ni la mejor croqueta del mundo, ni la más exquisita, ni la que pueda elaborar el cocinero más reputado del mundo podrá superar nunca a las croquetas que hace mi madre. Brutales.

¡Cómo pasa el tiempo! Hoy hace 10 años que este blog inició su andadura. No dispongo de tiempo material para resumir aquí las 7.139 entradas que he publicado en este tiempo. Solo puedo decir que aunque ahora el blog está en horas bajas y con muy pocas visitas (ha conocido otros tiempos triunfales) es mucho lo que le debo (también en lo personal), quizá por eso me resisto a cerrarlo.

La verdad es que cuando lo abrí no sabía el tiempo que iba a durar, pues siempre he tenido tendencia a no terminar nada de lo que empiezo, aunque reconozco que con los años me vuelvo algo más constante. Pero lo cierto es que, diez años después, el entrar al blog se ha convertido en parte de mi vida, en algo cotidiano.

Podría poner una lista de de agradecimiento a toda la gente que ha pasado por aquí en estos diez años y que con su presencia y comentarios han enriquecido y enriquecen este blog, pero sería interminable y seguro que me dejaba a alguien, así que únicamente diré una cosa:

GRACIAS A TODOS POR HACERLO POSIBLE


Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Estadísticas