Kassiopea

El único pingüino albino del mundo

El único pingüino albino del mundo criado en cautividad apareció en público por primera vez el pasado 22 de marzo, en el Zoológico Gdańsk Oliwa, situado en Voivodato de Pomerania (Polonia). El ave, aún sin nombre definido, nació en el mes de diciembre y pasó un tiempo apartado del resto de la bandada por su propia seguridad, ya que corría el riesgo de ser rechazado por los demás miembros y de sufrir una infección por la falta de pigmentación en su piel. Ahora se encuentra bajo el cuidado de sus padres y de otros pingüinos más adultos. El director del zoo, Michal Targowski, afirma que sería el primero en ser atacado por los depredadores, atraídos por su llamativo color.


Los tronos escondidos

Con motivo del estreno de la octava temporada de Juego de Tronos, que además será la última, la cadena HBO ha lanzado un reto a sus seguidores. Han escondido seis tronos de hierro en diferentes lugares y los fans deben encontrarlos. Irán dando pistas en el canal oficial de la serie en YouTube. El premio, una foto sentado en el Trono de Hierro.

Pues yo tengo una foto sentada en el Trono de Hierro. Vale, no era el original pero daba el pego, y salgo con una espada en la mano y todo. Además me timaron 1 euro. Un día explicaré esa historia, que tiene guasa, en un post.


La cueva del rey Cintolo

Cintolo gobernaba en tiempos por aquellos lares en una ciudad que se llamaba Bría. Tenía grandes riquezas y una hija muy hermosa que se llamaba Manfada querida por nobles y plebeyos por sus bondades.
Muchos príncipes y grandes señores acudían a rendir visita al rey por ver si podían casarse con su hija pero Cintolo no tenía prisa por casarla, ni la princesa por casarse. Sus pretendientes eran hombres rudos que habían ganado su fama y posesiones por la guerra, sublevación o asesinato lo cual no aumentaba su valía a los ojos del rey.

Una mañana llegó a Bría un joven conde acompañado de unos pocos escuderos. Entre éstos había jóvenes y viejos para los cuales siempre tenía una palabra amable y todos hablaban bien de él. Se hizo simpático a los ojos de la princesa y de su padre. Pero al poco llegó otro cortejo con gran acompañamiento de hombres de armas que acampó en la plaza como si fuera tierra conquistada. El jefe, hombre cruel y ya mayor, envió un mensaje perentorio a Cintolo exigiendo la mano de su hija para el rey Tuba de Oretón, añadiendo que si no era atendido asaltaría el castillo. El joven conde se ofreció al rey para luchar contra este energúmeno por el amor de la princesa y confiado en que las boas fadas le ayudasen en su esfuerzo.

Pero Tuba era un vedoreiro, un brujo. Sabía que no era rival en buena lid del joven conde y reunió a sus consejeros, también brujos, para lanzar un encanto y vengarse de Cintolo. Hubo un horrísono trueno, un gran estruendo y la ciudad se derrumbó sobre las buenas gentes de Bría. Todos perecieron. El conde, que estaba velando las armas, saltó sobre su caballo y atacó al brujo, al que atravesó con su espada. Al volver al castillo vio que en su lugar había una gran caverna. Entró en ella y sólo encontró grandes piedras y fantásticas columnas pero Brías había desaparecido.

Desde entonces, en la cueva hay un encanto. Una princesa rubia que puede ser vista al amanecer por el mortal de corazón limpio que pase por allí. Si puede desencantarla quedará dueño de sus riquezas, pero si falla será devorado por un monstruo que vive en la cueva.

(Leyenda gallega)


La Cueva de Fingal

En el extremo sur de Staffa, una isla escocesa deshabitada nombrada así por los vikingos por su paisaje, se encuentra la icónica Cueva de Fingal . Su vista desde el exterior parece asombrosa. En el interior, la belleza natural de sus columnas de basalto casi perfectamente hexagonales se combina solo con la historia que las rodea.

La Cueva de Fingal se formó por un flujo de lava hace 60 millones de años, cuando la roca fundida irrumpió a través del lecho de tiza y formó el aspecto sorprendente de piezas de piedra que sobresalen.

Si bien los antiguos celtas irlandeses y escoceses no estaban al tanto de los orígenes geológicos de las formaciones, sí hicieron una conexión sorprendente entre ellos. Tenían un mito que afirmaba que el gigante Fionn mac Cumhaill, también conocido como Finn McCool , construyó un puente desde la Calzada de los Gigantes hasta la Cueva de Fingal para luchar contra Benandonner , el cual no era tonto (después de todo, es conocido como un dios de combate celta). El folklore de dos gigantes que se lanzaron a la batalla fue solo el punto de partida hacia la historia de la Cueva de Fingal, que desde entonces ha sido fuente de leyendas.

El compositor Félix Mendelssohn creó la banda sonora no oficial de la cueva cuando vagó por la maravilla y descubrió la inspiración para la Obertura de las Hébridas . Si la escuchas, parece coincidir con el ritmo del estallido y retroceso de las olas en una orilla de basalto. Más tarde, el artista Joseph Mallord William Turner se inspiró en el sitio para crear su icónica pintura al óleo sobre lienzo de “Staffa, la cueva de Fingal”, por lo que la ubicación no solo es famosa sino que también es un destino turístico popular desde entonces. La cueva de Fingal también sirvió de inspiración para otros artistas como Pink Floyd y el escultor Matthew Barney.


Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas