MOMIFICACIONES RARAS

Dicen que en un templo budista al norte de Japón, existe una colección de momias bastante curiosas y escalofriantes. Esta colección contiene monjes momificados, probables hombres-lobo, demonios y sirenas (ésto último ya me parece un desvarío).

Es sabido, además, que en épocas pasadas algunos monjes practicaban una técnica que consistía en “automomificarse” en vida (momias vivientes), hasta que el cuerpo se secaba y moría. Esta práctica, obviamente, lo hacían una vez en su vida… y todo comenzaba dejando de comer gradualmente, siguiendo una dieta que consistía únicamente en almendras y semillas, para eliminar toda la grasa del cuerpo. Luego cambiaban esta dieta por corteza y raíces, además de beber un té venenoso que causaba una rápida pérdida de los fluídos corporales, protegiendo el cuerpo, además, de cualquier gusano que pudiera causar la putrefacción cuando llegara la muerte.

Ellos tenían la creencia de que esta práctica aliviaba los males de las personas que vivían en el pueblo.

Por lo que vemos en las imágenes siguientes, aparentemente no sólo practicaban con humanos, sino también con animales de especies bastante raras.








12 comentarios en “MOMIFICACIONES RARAS”

  1. Hace muchos años los cataros tenian un ritual que se llamaba endura que consistia en, para morir totalmente purificados, dejarse morir e inanición el resultado no debía de ser muy diferente…

    Responder

Despáchate a gusto. Estás en tu casa