Dejar propina no es obligatorio

Leí ayer una carta escrita por una lectora de El Periódico sobre el trabajo en hostelería. En ella, la autora se quejaba en general de que es un trabajo poco agradecido, que muchas veces los clientes ni miran al camarero o no son amables con el personal que les atiende. Comentaba que cuando el camarero se acerca a la mesa se produce un silencio incómodo entre los comensales, cosa que por otro lado veo lógica ya que al camarero no le importa lo que yo hable con mis acompañantes.

La carta en cuestión me estaba despertando cierta simpatía, ya que es cierto que hay gente muy estúpida por el mundo y la verdad, no cuesta nada agradecer el servicio aunque sea con una sonrisa cuando te traen el café. Pero ya hacia el final del escrito me topé con una queja que me llamó la atención: «…apenas recibes muestras de agradecimiento (por no mencionar que apenas se dejan los 5 céntimos del cambio)». A partir de aquí ya me cayó mal esta señora.

Me gustaría saber por qué tengo que dejar propina a una persona que ya está cobrando un sueldo por servirme el café, o lo que sea que me tome. La excusa de que el sueldo del camarero igual es bajo no me sirve. En este país, por desgracia, abundan los sueldos de vergüenza en todas las profesiones y los trabajadores que no pertenecen a la hostelería no reciben propinas.

Sí es cierto que en otros países tienen una «cultura de la propina» muy arraigada. Por ejemplo, hace apenas 4 meses, el pasado verano, viajé a Estados Unidos y allí el tema de las propinas lo llevan muy a rajatabla, igual que en otros países que he visitado, pero aquí no. Aquí deja propina quien quiere o quien puede y, en caso de dejarla, del importe que cada cual crea oportuno.

Yo no soy rata, dejo propina muchas veces, pero cuando quiero y porque quiero, no siempre. Y, por supuesto, del importe que quiero. No es la primera vez que leo o escucho quejas por este tema y opino que es de tener la cara muy dura exigir que los clientes te dejen propina, cuando ya estás cobrando un sueldo por tu trabajo.

Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Si quieres contactar conmigo envíame un email
Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas