Durmiendo con mi mascota

Unos duermen con peluches y otros con el animalito que tienen por mascota, como es el caso de este chavalín de 13 años que por la pinta parece medio chino. La serpiente mide 4 metros y pesa casi 100 kg y ha sido cuidada por el niño desde que era un huevo.
Dice el padre de la criatura (del niño, no de la serpiente) que el animalito no es venenoso (la serpiente, no el niño), es suave y muy dócil. Y que nunca se ha comido a un humano.


5 respuestas a Durmiendo con mi mascota

Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Si quieres contactar conmigo envíame un email
Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas