EL ARMA MEDIEVAL MÁS DEMOLEDORA

El trebuchet era el arma medieval más demoledora que existió. Un inmenso lanzapiedras que se usaba para derribar las fortalezas, y que se usaban con el mismo procedimiento que hoy día se usan las catapultas. Aquellos ingenios de guerra alcanzaban casi los 18 metros de altura y arrojaban objetos a una distancia de 275 metros.

Su uso se extendía no sólo a lanzar las piedras capaces de agujerear los muros de los castillos, sino que se llegaron a usar para lanzar las cabezas de los enemigos atrapados, animales muertos e incluso colmenas. Incluso durante una época de la Edad Media, se llegaron a usar para lanzar cadáveres de personas que habían muerto con la peste negra para infectar de ese modo a los que estaban dentro del castillo.

El trebuchet más grande del que hay noticia es el que mandó contruir Eduardo I de Inglaterra, quien lo usó en el asedio al castillo de Stirling, durante el transcurso de la rebelión escocesa de William Wallace (sí, el de Braveheart). Aquel trebuchet o fundíbulo también fue conocido con el nombre de Warwolf.

(Fuente: Sobre Curiosidades)

Una respuesta a EL ARMA MEDIEVAL MÁS DEMOLEDORA

Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Si quieres contactar conmigo envíame un email
Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas