Se llama Tanu y es japonés. En sus ratos libres se dedica a hacer esculturas apilando monedas. Y no se le caen.


Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas