EL CAFÉ MÁS CARO DEL MUNDO

No lo prepara ni Ferrá Adriá ni Santi Santamaría: el mejor café del mundo lleva el sello de un gato típico de Indonesia, el luwak, que aunque suene a broma de mal gusto, literalmente defeca estos exóticos y cotizados granos de café. Este marsupial, que vive en los cafetales de las islas de Indonesia, se alimenta de las frutas rojas de café y además elige los granos más maduros. Después, su metabolismo digiere la parte más carnosa y desecha las semillas en el campo, que son recogidas cuidadosamente por los jornaleros.

Los campesinos lavan los granos y los tuestan ligeramente para no estropear los complejos sabores que se han desarrollado en el interior del luwak. Los expertos en café aseguran que las semillas adquieren un gran sabor, ya que en el estómago de este animal las frutas son modificadas químicamente por sus enzimas, lo que añade un gran sabor al café, puesto que elimina las proteínas que producen el sabor amargo del café.

Dada su escasez, este café se ha convertido en el más caro del mundo. Un kilo cuesta 750 euros, aunque en ciudades como Nueva York se puede tomar una taza por 40 dólares, o unas 15 libras en el caso de Londres.

(Fuente: Solocachondeo)

Una respuesta a EL CAFÉ MÁS CARO DEL MUNDO

Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Si quieres contactar conmigo envíame un email
Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 2 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas