El día de Año Nuevo no sería lo mismo sin el concierto

Como cada 1 de enero se ha celebrado en Viena el Concierto de Año Nuevo. Yo siempre lo pillo empezado, más bien casi llegando al final, aunque no hay año que me quede sin escuchar el Danubio Azul y la Marcha Radetzky.

Este año el director ha sido Riccardo Muti y los entendidos dicen que ha estado impecable. Yo me quedo con el final que es cuando parece que la gente se divierte.

Despáchate a gusto. Estás en tu casa