EL NÚMERO 1 SE ADUEÑÓ DEL OLIMPO

El español Rafael Nadal grabó su nombre en oro en Beijing y hoy destrona a Federer en el ranking

Beijing 2008 terminó de transformar absolutamente todo lo que se conocía antes de llegar a estos Juegos. Además de su sorprendente infraestructura y su memorable ceremonia inaugural, ahora logró algo que parecía imposible de cambiar. Es que por culpa de un tenista español, al lema olímpico «más alto, más fuerte y más rápido» van a tener que agregarle el de «más demoledor».

Rafael Nadal, que se va de China con la medalla de oro en su cuello como consecuencia de su inapelable victoria por 6-2, 7-6 (2) y 6-3 sobre Fernando González, fue una máquina trituradora de rivales en base a su soberbio despliegue en la cancha, a sus potentes devoluciones y a sus apariciones fantasmales cuando el punto parece resuelto en su contra.

Ayer el chileno lo sacudió más de una vez con sus terribles bombazos, pero el español encontró casi siempre la forma de contestar el punto. Y hasta terminó ganando alguno de contragolpe porque a González lo agotó tanta efectividad de su oponente.

(Fuente: El País)

1 comentario en “EL NÚMERO 1 SE ADUEÑÓ DEL OLIMPO”

Despáchate a gusto. Estás en tu casa