El sueño de todas las madres

Quizás ahora ya no se lleva eso, que los niñatos están muy malcriados. Pero para los que ya tenemos una edad, anda que no hubieran disfrutado nuestras madres si hubieran tenido unas zapatillas de efecto boomerang como estas, con lo aficionadas que eran al deporte de lanzamiento de zapatilla. Lo malo era que luego tenían que ir a buscarla porque tú desaparecías de su campo de visión como por arte de magia. ¿Quién no ha corrido nunca delante de la zapatilla de su madre?


6 respuestas a El sueño de todas las madres

Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Si quieres contactar conmigo envíame un email
Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas