El timo de las cuentas «premium»

Es muy corriente tener cuentas «premium» en las webs que más utilizamos para hacer compras online. Yo sin ir más lejos tengo más de una, entre ellas la famosa «Amazon Prime». Después de mi última experiencia comprando en Amazon he llegado a la conclusión de que estas cuentas no son más que un sacacuartos, una trampa en la que caemos simplemente por ahorrarnos unos euros en los gastos de envío.

Compré un artículo la semana pasada en Amazon, el cual estaba marcado como Prime. Me garantizaban la entrega para el sábado, por lo que puse que me lo enviasen a casa en lugar de al trabajo, sabiendo que iba a estar para recogerlo. Pasó el sábado y el paquete no llegó.

Contacté con el servicio de atención al cliente para protestar. Estoy pagando el Prime para algo, le dije a la chica que me atendió. Ella, muy amable, me dio la razón en todo, me explicó que «ahora mismo» enviaba una reclamación al transportista, y me adjudicó un descuento de 5 euros para mi próxima compra, repitiendo varias veces que dicho descuento me lo aplicaba «de parte propiamente suya», intentando hacerme creer que era un descuento exclusivo para mi caso concreto. A mí me dio la risa, primero por la ridiculez de regalarme 5 miserables euros y luego porque me la imaginaba rebuscando la calderilla en su bolso.

Al finalizar la conversación, en la que obtuve la promesa de que mi pedido llegaría lo antes posible, me llega un correo con una encuesta de valoración sobre la atención recibida, que por cierto, ni me molesté en responder. Porque la pregunta era: «¿He resuelto su incidencia?» Y no, no estaba resuelta mi incidencia. La chica fue muy amable, pero el problema seguía sin estar resuelto, yo no tenía el pedido.

El caso es que luego cuando finaliza la vigencia de la cuenta Prime y toca renovarla te la cobran a traición sin previo aviso. Claro, ha pasado un año y tú ni te acuerdas de que toca renovar. Un buen día te encuentras con que te han descontado de tu cuenta el importe del próximo año, nadie te pregunta si te interesa seguir.

En resumen, no cumplen los plazos, si te quejas le cargan el muerto al transportista y te aplican un mísero descuento de 5 euros para que calles. Por supuesto que Amazon tiene cosas positivas, pero hoy tocaba hablar de los fallos.

Esto que me ha ocurrido con Amazon ya me había pasado en alguna ocasión con otros sitios de compras online. ¿Realmente vale la pena pagar los servicios «premium»?

5 comentarios en “El timo de las cuentas «premium»”

  1. hace unos días hablando de esto con uno de mis sobrinos, lo que saqué en claro es que «amazon» funciona muy bien en ee.uu. pero ni pensar en solicitar sus servicios para, al menos, mi país, en latinoamérica.

    no sabía de las dificultades para europa.

    saludos.

    • Bueno, normalmente suele funcionar bastante bien. Más que nada me quejo de que cuando hay retrasos le echan la culpa a la empresa de transporte, todos son buenas palabras pero el paquete sigue sin llegar.

    • Yo solo tengo la de Amazon y la de Fnac. Y alguna vez he pagado más en alguna web por un envío «express». Me pasó en Zalando, que después de pagar el doble de gastos de envío para una entrega en 24 horas el pedido no llegó. Eso sí, me devolvieron los gastos de envío.

      Con la renovación de Amazon me pasó que me lo descontaron sin avisar y en el concepto no ponía que fuesen ellos. Un buen día me encontré que me habían descontado un dinero sin haber comprado nada, a punto estuve de llamar al banco para cancelar la tarjeta porque lo primero que pensé es que alguien me estaba sacando la pasta, hasta que descubrí lo que era.

Despáchate a gusto. Estás en tu casa