EL ZAHORÍ

Para empezar, podríamos definir el término rabdomancia. Esta palabra viene del griego rhabdos que significa «vara» y manteia que significa «adivinación». Se define como antiguo método adivinatorio de aguas escondidas, metales, minerales, etc. a través de una varilla o péndulo. De esta práctica se ocupa el rabdomante, el cual detecta manantiales, corrientes subterráneas de agua o incluso sustancias minerales. Podríamos incluso decir que se trata de una variante de la psicometría.Se entiende por rabdomante, a un sensitivo que está dotado de la facultad de percibir o detectar, la existencia de corrientes de agua, vetas de minerales, lagos subterráneos, etc. a cualquier profundidad. Trátase de una facultad supranormal que se ha denominado con mayor precisión «geo-psicometría», que es el rastreo de la psiquis por el interior de la tierra. El dotado, emplea una varilla vegetal o metálica o bien un péndulo, que aparentemente sirve de estímulo para seleccionar el lugar indicado.Así pués definiríamos la radiestesia como la técnica de la captación de ondas emitidas por todos los cuerpos, en la que se producen fenómenos «fisio-psicológicos» mediante el empleo de instrumentos adecuados ( varillas o péndulos ) que generan respuestas convencionales, cuya interpretación permite al operador la ubicación, naturaleza, profundidad, composición y algunas propiedades de los cuerpos detectados. Podíamos decir que se trataría incluso de una sensibilidad especial, extraordinaria para emisiones de ondas eléctricas que otras personas no sienten. Los Rabdomantes o practicantes de la radiestesia, sería pues los individuos o buscadores que localizarían manantiales, metales, petróleos etc. por medio de una varilla, generalmente de madera de avellano o bien un péndulo explorador. A pesar de que tenemos vestigios de conocimiento, que la rabdomancia ha sido utilizada en tiempos muy remotos, tales como en el caso de su aparición en el 2600 AC. en China, y de su utilización por los egipcios, la eclosión potencial del uso de las varillas para detectar minerales y pozos subterráneos, se dará en el año 1430 y viene representado en un manuscrito alemán de un técnico de minas. Así pués, en los comienzos de esta práctica su utilización fue más orientada hacia la localización de minas de carbón, que para lo que generalmente la sociedad de hoy en día, concibe el uso de este «arte», que es para la localización de aguas suberráneas.Hay que significar una de las características más importantes de la radiestesia, con relación al mundo de la parapsicología y es que es uno de los pocos campos de lo paranormal, en el que pueden medirse los resultados obtenidos, si ya no de una forma empírica o en laboratorio, si de una forma relativamente práctica.El conocido prestidigitador, mago y escapista James Randi, gran detractor de la parapsicología y de las paraciencias, para la realización de su libro «Fraudes Paranormales», realizó una compleja investigación de los zahories, que le llevaron a la conclusión de que se trataba de un fraude. Personalemente y desde estas líneas, apruebo la labor de investigación del Sr´Randi, pero difiero en que no tomó como premisa una de las características de este tipo de fenomenología. Siempre que encauzamos una investigación de los fenómenos «supra-normales», hemos de contar con la naturaleza de los mismos. ¿Quién no ha tenido un presentimiento alguna vez ? Imagino que a todos nos ha ocurrido en alguna ocasión, el haber intuído algo y que después ocurriera. Deacuerdo que la casualidad está presente en muchos de estos casos, pero si repasamos la historia y contamos con el testimonio de miles de personas que han experimentado alguna vez «algo extraño», nos da pie a pensar de que probablemente algo influya para que cuando realizamos estas experimentaciones en laboratorio y no siempre obtengamo los resultados esperados. Por eso y sin restar mérito al Sr. Randi por su caracter de investigador, creo que a estas fenomenologías no se las puede somenter al estudio analítico y empírico de un laboratorio. Pensemos en que si la radiestesia no funcionara realmente, ¿ cómo es posible que las compañías de perforación y localización de aguas y minerales, casi siempre tengan «en nómina» a algún zahorí?

¿PODEMOS SER TODOS ZAHORÍES?
Según las pruebas y estudios que se han hecho, todos somo zahories potenciales, si bien en mayor o menor medida, pero lo cierto que a todos «nos funciona» el péndulo. (Y pobre al que no le funcione ‘el péndulo’ jajaja)

Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas