Este niño se lo come todo

Eoin Collins de cinco años de edad tiene un trastorno de deseo impulsivo e intratable llamado “Pica” una enfermedad en la que el pequeño ingiere sustancias que no son comestibles, como arena, tierra papel higiénico, esponja, pintura y suavizante. Se le diagnosticó esa enfermedad hace tres años cuando empezó a masticar la arena de la playa durante unas vacaciones.
La señora Collins tiene que mantener todos los productos químicos escondidos para evitar que su hijo ingiera alguno. Además debe mantener a su hijo constantemente vigilado las 24 horas del día.
Si Eoin Collins no se controla se pueden dañar sus dientes o puede tener enfermedades estomacales, sin embargo ya esta bajo tratamiento.


Despáchate a gusto. Estás en tu casa