FETO PARÁSITO

La madre y los médicos esperaban gemelos, pero se encontraron con una sorpresa: uno era parásito del otro. Yin Xin, una niña de la provincia china de Shanxi, lo ha llevado once años a su espalda, y la convivencia no ha planteado problemas hasta que el feto se ha desarrollado. Primero fue una mano, y poco a poco el resto del cuerpo se fue haciendo hueco en el cuerpo de la niña. Los médicos planifican ahora la operación que le salvará la vida. En todo el mundo hay un centenar de casos de gemelos nonatos, y los que consiguen llevar una vida “normal”, sin necesidad de operación, son excepcionales. Uno de los más conocidos fue Myrtlye Corbin, quien nació con dos pelvis y cuatro piernas; podía mover las dos extremidades parásitas con independencia del otro par y sus dos vaginas menstruaban normalmente. Se casó con 19 años y tuvo cinco hijos.



Fuente: Quo

Despáchate a gusto. Estás en tu casa