11 comentarios en “Fíate de los restaurantes chinos”

  1. Una vez más la ficción que yo escribo se vá rebasada por la realidad.
    Aunque antes de elaborar un juicio habría uno de conocer la calidad de la preparación de los platillos y el estado de salud del perro o el gato, y especialmente que no agreguen ciertos insectos y serpientes.
    Junto al río Papaloapan en Veracruz una vez sufrí la horrible experiencia de comer huevos de iguana , tenían un sabor como a llanta de camión.
    Sean bienvenidos a leer en mi sitio: http://www.themicrostories.blogspot.com
    Por ahí tengo un relato acerca de un científico que logra desarrollar la mosca mamífera, y sus consecuentes sub-productos; mantequilla de mosca, queso de mosca y otros nuevos platillos lacteos.

    Responder
  2. Hay mucha leyenda urbana sobre los restaurantes chinos….yo he comido muchas veces pollo al limon, con almendras….. si resulta que es gato o conejo desde luego lo cocinan estupendamente; con respecto al arroz tres delicias las combinaciones son mas limitadas.

    Un saludo.

    Responder
  3. Tengo un tío que trabaja de taxista en Barcelona y un día me dijo que tuvo un compañero que trabajó en la cocina de un chino. No quiso contarme lo que sabía, dijo que mejor que no lo supiera, pero desde entonces no volví a pisar un restaurante chino.

    Responder
  4. Suscribo a Draco… solo los idiotas…
    pero por partir una lanza a su favor diré que tampoco sabemos lo que lleva la Coca-cola, ni las salchichas, ni los preparados para el micro-ondas…

    Responder

Despáchate a gusto. Estás en tu casa