Hacer el ridículo ya se ha convertido en costumbre

Una canción horrorosa, una puesta en escena horrible y un tipo que canta como el culo, la combinación ideal para hacer el ridículo, una vez más, en Eurovisión. No sé para qué nos presentamos a un festival que está desfasado y ya es bastante casposo de por sí. Pero ya que vamos ¿es mucho pedir enviar algo decente?. Todos los meses de mayo en Europa se echan unas risas a nuestra costa.


1 comentario en “Hacer el ridículo ya se ha convertido en costumbre”

  1. tienes razón. es de esas canciones que jamás descargo para armar mi propio dvd.
    una vez leí una declaración de jeanette diciendo que en su época habían cantantes y canciones de calidad porque había dinero para hacerlo. supongo que estos productos de hoy en día es producto de la crisis.

    saludos.

    Responder

Despáchate a gusto. Estás en tu casa