La matraca de la boda real

Ya llevaban días hablando en todas partes de la boda del año, o del siglo, yo qué sé, y por fin llegó el gran día. El príncipe Harry de Inglaterra y la actriz Meghan Markle ya son marido y mujer.

Todo el día llevan las televisiones con el evento, como si nos importara lo más mínimo. Lo que más se comenta es que ha sido una boda tirando más bien poco a «real» porque entre los invitados había más famosillos del tres al cuarto que miembros de casas reales. Pues muy bien, es su boda y cada uno invita a su boda a quien quiere, faltaría más.

Y la reina de Inglaterra a ver si cambia de modisto, que siempre va con el mismo modelito pero de diferente color. Hoy la han puesto de un verde fosforito que se la veía venir desde una hora lejos.

Pues nada, que vivan los novios y por favor, dejen de dar la tabarra con la dichosa boda.

1 comentario en “La matraca de la boda real”

Despáchate a gusto. Estás en tu casa