LA VERDADERA CAUSA DE LA MUERTE DE NAPOLEÓN

Durante décadas académicos y científicos cuestionaron si el ex emperador de Francia, fue víctima del arsénico por accidente o intencionalmente.

La teoría del homicidio asegura que sus captores lo envenenaron. Sobre la accidental asegura que el empapelado de la habitación donde estuvo, contenía arsénico que la excesiva humedad transformó en vapores venenosos.

Detrás de ambas teorías, surge del hallazgo de ese elemento en los cabellos de la cabeza del emperador muerto exiliado en 1821 en la isla de Santa Helena, en el Atlántico Sur. Y se sabe que el arsénico es altamente tóxico y los síntomas del envenenamiento incluyen fuertes dolores estomacales.

Acerca de la teoría del envenenamiento, no hay nada de improbable en la hipótesis y la ciencia le otorga algo más de cierto. Sin embargo, un equipo de científicos del Instituto Italiano de Física Nuclear en Milán-Bicocca y Pavia halló evidencia sólida en contra de esa teoría.

Analizaron cabellos de Napoleón obtenidos en cuatro épocas distintas de su vida como su infancia, durante su exilio, el día que murió y al día siguiente de su muerte. Allí, los especialistas descubrieron que los niveles de arsénico en los cabellos no habían aumentado significativamente y eran similares a los que tenían los cabellos de su esposa, la emperatriz Josefina, y su hijo Napoleón II.

Pero la gran sorpresa fue que los niveles de arsénico en las muestras más antiguas eran casi cien veces más altos que los valores hallados por comparación en personas vivas pero bastante similares a los hallados no sólo en el cabello del emperador en otros períodos de su vida, sino también en las muestras de su hijo y su esposa según informa el diario La Nación.

Los resultados hallados, revelan una exposición crónica que se puede atribuir simplemente a factores ambientales, que lamentablemente ya no se pueden identificar, o a hábitos alimentarios y terapéuticos.

Tras análisis más exhaustivos determinaron que pequeñas dosis de arsénico estimulan el metabolismo y en 1780, cuando Napoleón era un niño, lo comenzó a utilizarse como una medicina de moda ya que se usaba para curar todo tipo de enfermedad, un tónico general y un afrodisíaco y los médicos lo indicaban para aliviar la convalecencia. El organismo puede tolerar dosis bastante grandes de arsénico si se consume de manera regular lo que habría sido el caso de Napoleón y su familia ya que todas las personas importantes de esa época estaban expuestas a contaminación excesiva.

(Fuente: DERF)

Despáchate a gusto. Estás en tu casa