MISTERIO DE LA CASA LERCARO (LA LAGUNA, STA. CRUZ DE TENERIFE)


He descubierto esta historia gracias a Belen_S de YR

El palacio de Lercaro, actualmente alberga el Museo de Historia. Está en La Laguna (Sta. Cruz de Tenerife).

La leyenda

Los orígenes de esta historia están relacionados con la familia Lercaro. En este edificio, fija su residencia la familia Lercaro. El genovés, tiene una hija, Catalina, a la propone o mejor dicho, obliga a casarse con uno de sus amigos, un hombre de avanzada edad, traficante de esclavos (o eso comentan las malas lenguas de entonces) y muy rico, lo cierto es que del nombre del futuro novio no queda constancia escrita. Catalina que no está dispuesta a ese matrimonio y no ve otra salida, el mismo día la boda decide quitarse la vida, se arroja a un pozo situado en un patio de la parte trasera de la casa.

La negativa de la Iglesia a enterrar a Catalina en lugar sagrado puesto que se había suicidado y eso no es tolerable, hizo que fuera sepultada bajo uno de los patios de la propia casa. Al poco tiempo empezaron los fenómenos, el servicio de la casa empezó a ver sombras y escuchar ruidos, una de las doncellas, al ir a limpiar la que fue alcoba de Catalina, se encontró que la difunta Catalina estaba recostada en la que fue su cama. Otra de las jóvenes sirvientas, una mañana al ir al pozo a sacar agua para preparar los almuerzos, al asomarse a la boca del pozo se encontró con que el agua del pozo era toda roja, y tras ella se apareció el espectro Catalina.

La vergüenza porqué la boda no llegara a celebrarse, y los comentarios que se empezaron a levantar por la ciudad (aunque algunas referencias apuntan a que el fantasma sentía predilección por aparecérsele especialmente a su padre, causante de su muerte) hicieron que la familia Lercaro dejara su residencia en La Laguna y se trasladaran a vivir a otra que tenían en La Orotava.
En la nueva residencia de la familia no se tienen noticias de nuevas apariciones, aunque el fantasma siguió y sigue en lo que fue su casa, hoy convertida en Museo, lo saben todos los Laguneros, siempre se ha hablado de los sucesos misteriosos de la casa. Muchos empleados del Museo lo han sufrido y lo sufren, pero parece que por parte de las autoridades se les ha prohibido hablar, aunque en forma anónima han contado…

Como que siempre se escuchan pasos invisibles, desde la sección VI hasta el lugar donde se encuentra la vitrina que alberga una imagen de Cristo.

O, “Aquella mañana no había nadie en la sala de didáctica. De pronto se oyó un ruido y la puerta se cerró. Se podría pensar que fue el viento, pero lo más misterioso es que estaba cerrada por dentro con llave, sin haber nadie en el interior de la habitación. Tuvimos que entrar por una ventana, la cual forzamos, y abrir la cerradura. Aquí pasan cosas muy raras”.

Un miembro de seguridad que lleva varios años trabajando en el museo, se considera escéptico, pero confiesa que allí ocurren cosas a las que no esposible encontrar explicación, por ejemplo como en ocasiones, mientras realiza su ronda, siente como la temperatura del lugar sube y baja rápidamente sin que pueda encontrar una razón para que esto suceda.

Parece ser que hay una zona, donde al entrar en ella, tanto a los trabajadores como los visitantes les produce escalofríos, la sala que albergaba la antigua cocina. Las alteraciones electromagnéticas y de temperatura son brutales hasta el punto que muchos testigos aseguran como al entrar en ella sienten un frío repentino que les recorre todo el cuerpo, al mismo tiempo que notan como el vello se eriza como si existiera una fuerte carga eléctrica en el lugar.

Un estudio hecho por un parasicólogo independiente incluyó a una médium llevada desde la península y que no conocía la leyenda, nada más entrar la mujer se dirigió a lo que en tiempos fue el granero, allí empezó a notar que en esa estancia se sentía mucho dolor, y notaba la presencia de tres personas, de allí pasó a la antigua cocina, allí se puso a morir, teniendo que sacarla del edificio, cuando se recuperó dijo que en esa habitación habían torturado a una muchacha, quemándole los brazos, ¿Catalina ante su negativa a casarse? ¿Alguna doncella a quien se intentaba callar?

2 comentarios en “MISTERIO DE LA CASA LERCARO (LA LAGUNA, STA. CRUZ DE TENERIFE)”

  1. Un dia, cuando pasé por el pozo del museo senti como mi cuerpo bajaba y subia de temperatura y tambien senti un agobio. Tambien senti una presencia. Tambien escuche unas voces y unos pasos….
    Aqui pasan cosas muy extrañas que son inexplicables

Despáchate a gusto. Estás en tu casa