El Mundo Según Kassiopea

LA EXTRAÑA CRIATURA

Relato facilitado por Burbuja17 de Yahoo Respuestas.

“En una casa de campo hace muchos años vivía una familia con dos hijos pequeños de 3 y 6 años, una tarde pasó un hombre con varios bolsos según el llenos de ropa, y le pidio a la señora de la casa si se los podia guardar hasta el otro día; a pesar que su marido no estaba ella aceptó. Durante la noche, el hijo de 6 años fue al baño y vio que uno de los bolsos se movía; asustado, corrió al dormitorio de la madre y le contó lo que vio. La señora, suponiendo que era una broma, no le hizo caso y lo llevó a la cama para dormirlo. Al volver al dormitorio sintió curiosidad y decidió dar un vistazo a los bolsos por si acaso, entonces tomó un hacha que había oculta en la cocina y esperó un tiempo en silencio… De pronto, vio con los ojos horrorizados como una extraña criatura muy baja salía de dentro de unos bolsos y pretendía subir las escaleras. Allí le dio un certero hachazo en la cabeza, y al encender las luces comprobó que era un enano deforme, parecía más animal que persona. Al día siguiente cuando llegó su esposo y la mujer habló con la policía, estos últimos le contaron que hacía meses varias familias habían aparecido asesinadas y no había rastro de los criminales; en resumen, se salvaron de milagro. Pero lo más extraño es que al hacer el identikit del hombre de los bolsos, la policía le dijo que concordaba con un hombre que se había suicidado hacía tres meses, y que en su placard tenía cientos de muñecos deformes parecidos al enano que ella había matado.”

¿POR QUÉ LOS PITUFOS SON DE COLOR AZUL?

Los pitufos, esos minúsculos personajes azules siempre perseguidos por el malvado brujo Gargamel, cumplen este 2008 sus primeros 50 años.

Según anunció Verónique Culliford, hija del dibujante que los creó —el belga Pierre Culliford, más conocido como Peyo— para festejar el evento 20 ciudades de 15 países europeos amanecerán invadidas por millares de estatuillas de pitufos. Aquél que encuentre alguna de estas estatuillas de resina blanca podrá pintarla a su gusto y participar en un concurso en el que los decoradores más originales recibirán un premio superpitufante.

En el mismo acto de presentación de estos actos conmemorativos, la viuda de Peyo, Nina Culliford, respondió a la pregunta de ¿por qué los pitufos son de color azul?

Pues resulta que lo son por exclusión. “No podían ser verdes porque se habrían confundido con la vegetación. Rojo hubiera sido demasiado llamativo y amarillo poco afortunado. Sólo quedaba el azul”, precisó.

EL CHISTE DE LA GITANA

Tres gitanas están hablando, una de ellas embarazada y dice una:

“¡Ay! pos yo, con mi Richal, i tinío mucha suelte, que con 5 año el otro día entró en el Carrefu y, sin que lo viera el vigilante, se sacó el solíto 5 cajas de leche, 4 paquetes de galbanzos, 2 kilos de harina, 2 yugures y 2 litros de pisicola, y así nos himos pasao el mes sin pasal pizca de jambre ni na…”

Otra gitana cuenta:

“Eso no es na, mi Chal-li con 3 añitos na mas, entró el otro dia en Expert, y sin que lo viera el vigilante, se sacó 3 lavadoras, 10 minipimers, 2 tilivisores, 4 vidios y 7 compasdin, yasín vendiéndolo to hemos llegao mu de sobra a fin de mes…”

Y la gitana que estaba embarazada dice:

“Pos este questa qui dentro, este va a plometel, que ya es un figura…”

Las otras le responden:

“¡AAYYYY! ja me maten. ¿Pero como puidis decil eso, si todavia no ha nacío?”

A lo que la embarazada responde:

“Si pero es que ayel mi picaba el coño, y cuando mistaba rascando, el cabrón se quedó con los anillos”.

SEXO EN EL GERIATRICO

Manolo tiene 95 años y vive en un geriátrico. Todas las noches después de cenar, se recluye en un sector apartado del jardín. Una noche, María, de 87 años, se le acerca. Comienzan a charlar y él le dice a ella:

– “¿Sabes que es lo que más añoro de todo?”

– ” ¿Qué?”

– “¡el SEXO!”

María exclama: -“¡Viejo verde, pero si no se te levantaría, ni aún si apuntara una pistola a tu cabeza!”

– “Ya lo sé” dijo Manolo, “pero me encantaría que una mujer me la sostuviera, aunque sólo fuera por un rato” .

– “Bueno, puedo ayudarte” dijo María; y uniendo el gesto a la palabra, le baja la cremallera, le saca suavemente el miembro y se la mantiene en la palma de la mano.

Acuerdan encontrarse secretamente en el jardín cada noche, donde se sentarían a charlar un rato y María le sostendría por un rato.

Una noche,sin embargo, Manolo no apareció en el lugar convenido. Alarmada, María empezó a buscarlo por todos lados para asegurarse que estuviera bien.

Terminó por encontrarlo sentado al borde de la piscina, junto a Paquita, quien estaba sosteniéndosela. Furiosa, María lo increpó:

– “¿qué tiene Paquita que yo no tenga?”

Manolo sonrió feliz y le contestó:

-“Parkinson…”

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog

Me gusta hacer fotos

Ahora leyendo…

Blogs amigos

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas