El Mundo Según Kassiopea

El té más peligroso del mundo

Dicen que el té en Huashan Teahouse tiene un sabor fantástico. Y es que para llegar a degustarlo hay que jugarse la vida varias veces. No sé si me quedarían ganas de beber té después de hacer el caminito hasta llegar al sitio.

El sitio en cuestión se encuentra en lo alto del Monte Hua (en China), a más de 2.000 metros de altura y el ascenso debe ser de lo más divertido. Además, si no te matas por el camino y consigues llegar hay otro problema: luego hay que bajar.

Dicen quienes han probado ese té que realmente vale la pena. Yo personalmente prefiero el que venden en el supermercado de enfrente de casa, que solo tengo que cruzar la calle.

La belleza de Júpiter

Desde que la nave espacial Juno de la NASA comenzó a orbitar el planeta más grande de nuestro sistema solar en 2016, ha producido innumerables imágenes impresionantes de Júpiter, que brindan a los investigadores y entusiastas del espacio una mirada sin precedentes al misterioso planeta.

Debido a que Júpiter es un planeta tormentoso con nubes caóticas que se arremolinan constantemente sobre su superficie se convierte en todo un espectáculo visual. Juno ha enviado un flujo casi constante de fotos de este espectáculo.



¿Pero qué se ha creído Tamayo?

A veces, cuando lees el periódico te encuentras con algunas noticias que te ponen de muy mala leche. Esto es lo que me pasa a mí cada vez que veo a un cura echar las culpas a los demás en el tema de la pederastia.

El portavoz de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, ha reconocido en una entrevista que durante años la Iglesia ha guardado un «silencio cómplice» ante los casos de pederastia. En fin, por algo se empieza. Pero es que a continuación el muy cretino suelta que «esto no exime al resto de asumir su cuota de responsabilidad en esta cultura común compartida de silencio» porque, según él, la pederastia de los curas se produce en un contexto de «inacción de toda la sociedad española».

Yo, como parte de esta sociedad a la que este lumbreras se refiere, no soy responsable de que los curas sean una pandilla de depravados y pederastas. Ni yo, ni nadie de mi entorno, ni nadie que sea medio normal. Porque los que abusan de niños son ellos, no yo. Porque yo si me tropiezo con un pederasta, lo denunciaré, al igual que cualquier persona normal, no como el clero que se tapan unos a otros. No como los curas, que no va ninguno a la cárcel.

Estamos de acuerdo en que en todos los colectivos pueden existir casos de pederastia. En todos los colectivos puede haber violadores y criminales de todo tipo. Pero que no pretendan exculparse repartiendo sus culpas entre el resto de la sociedad.

No, señor Gil Tamayo, el único responsable de un delito es el que lo comete. Hagan el favor de dejarse de tonterías y asumir de una vez su responsabilidad.

Si quieres contactar conmigo envíame un email

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog

Me gusta hacer fotos

Ahora leyendo…

Blogs amigos

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas