El Mundo Según Kassiopea

11 cosas que hacer con una libreta

Hace tiempo ya había hablado por aquí de las libretas. Es que soy muy friki de las libretas, me las compraría todas. Y con los bolígrafos y cosas de papelería en general me pasa lo mismo. El caso es que tengo muchísimas libretas y no sé qué hacer con ellas. Por eso, de vez en cuando me da por meterme en internet a buscar ideas y nunca encuentro ninguna que me inspire. Estas son algunas cosas que dice la gente que se pueden hacer con una libreta en blanco:

  • Cuaderno de dibujo. Yo soy absolutamente negada para el dibujo, nunca he sabido dibujar por lo que esta opción queda completamente descartada.
  • Cuaderno de planes. Tampoco suelo hacer planes. Además, ¿qué narices voy a planear en una libreta?
  • Diario de sueños. Hay quien apunta lo que sueña por la noche. Los sueños, sueños son y no necesito tenerlos escritos.
  • Relatos. Bueno, si tuviese la creatividad suficiente para escribir ya me habría forrado con un best seller, como la de Harry Potter.
  • Recetas. No me llevo nada bien con la cocina. Si en algún momento necesito una receta acabo antes googleando.
  • Frases. Hay personas que tienen una libreta para anotar frases motivantes en plan “Mr. Wonderful”. Yo no soy nada wonderful, no me va ese rollo de “el único error sería no intentarlo” y cosas así.
  • Gastos. Ya me cabreo bastante cada vez que entro a ver mi cuenta bancaria, como para llevarla escrita.
  • Proyectos. Eso estaría bien si tuviese algún proyecto.
  • Cuaderno de viaje. Cuando estoy de viaje me centro en hacer de turista y no dispongo de tiempo para perderlo escribiendo. Para tener recuerdos de los lugares que visito ya hago fotos.
  • Diario personal. “Querido diario: hoy he ido a trabajar y luego he vuelto”. Esa es mi vida, no necesito una libreta, con una línea me sobra.
  • Lista de cosas por hacer. Para eso ya tengo una agenda. Mi agenda está prácticamente vacía, lo que por otro lado no me cuadra porque no tengo tiempo para nada. Entonces no sé si es que tengo muy buena memoria y por eso no tengo que apuntar nada en la agenda, el caso es que no hago nada y cuando quiero hacer algo no tengo tiempo. Muy raro todo.

Y aquí sigo, atesorando libretas.

En el futuro beberás leche de cucaracha

No es coña, que hay un estudio científico y todo. Las cucarachas, con todo lo asquerosas que son, podrían darnos el próximo superalimento en el futuro, según los científicos.

La investigación fue publicada en IUCrJ. Según el equipo internacional de científicos, es cuatro veces más nutritiva que la leche de vaca y los investigadores creen que podría ser la clave para alimentar a nuestra creciente población en el futuro.

Aunque la mayoría de las cucarachas en realidad no producen leche, se ha demostrado que Diploptera punctate, que es la única cucaracha conocida que da a luz a crías vivas, da lugar a un tipo de leche que contiene cristales de proteínas para alimentar a sus bebés.

Claramente ordeñar una cucaracha no es la opción más factible, por lo que un equipo internacional de científicos encabezado por investigadores del Instituto de Biología de Células Madre y Medicina Regenerativa en India decidió secuenciar los genes responsables de producir los cristales de proteína de leche para ver si podían de alguna manera replicarlos en el laboratorio.

“Estos cristales son como un alimento completo: tienen proteínas, grasas y azúcares. Si observas las secuencias de proteínas, tienen todos los aminoácidos esenciales”, dijo Sanchari Banerjee, uno de los miembros del equipo, en una entrevista con el Times de India en el año 2016.

También es importante señalar que esta fuente de proteína definitivamente nunca va a ser para aquellos que intentan perder peso, y probablemente ni siquiera sea necesaria para la mayoría de las dietas occidentales, donde ya estamos comiendo demasiadas calorías por día. Pero en el futuro, ¿quién sabe?

Ahora que los investigadores tienen la secuencia de los cristales de proteína, esperan que la levadura produzca el cristal en cantidades mucho mayores, lo que lo hace un poco más eficiente (y menos denso) que la extracción de cristales de las tripas de las cucarachas.


Visto aquí

Facebook en el Congreso

La noticia destacada del día parece que es la comparecencia de Mark Zuckerberg, el jefe de Facebook, en el Congreso norteamericano. ¿Son imaginaciones mías o a este tipo se le está poniendo una cara muy rara?

La comparecencia de Zuckerberg viene motivada por el asunto de la filtración de datos a Cambridge Analytica, algo muy grave desde el punto de vista de la privacidad y todo eso. Pero no nos engañemos, la filtración de datos es algo imparable. No va a dejar de ocurrir aunque este señor declare ante los congresistas del mundo entero. En una sociedad tan tecnológica los datos dan dinero. Y los que se benefician de ello no van a renunciar. También facilitan a los gobiernos la vigilancia y el control de sus ciudadanos. Y a eso tampoco van a renunciar.

Así que podrían ahorrarse el paripé y las reuniones, porque desde el momento en que nos conectamos a internet por primera vez estamos fichados y los expertos en datos saben hasta cuántas veces estornudamos al cabo del día.

Lo último en moda sombreril: el sombrero de papel de aluminio

Si quieres estar a la última no puede faltar entre tus complementos un sombrero de papel de aluminio, disponible también en versión para el gato y con una gomita para que no se te caiga.

No vale fabricárselo en casa con el rollo de papel Albal, que eso es muy cutre. Hay que comprarlo por el módico precio de 8,50 dólares, que traducido a euros es algo menos. Lo venden aquí.


Visto aquí.

Si quieres contactar conmigo envíame un email

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog

Me gusta hacer fotos

Ahora leyendo…

Blogs amigos

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 2 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas