Encuentran en Londres los posibles restos del «Hombre Elefante»

«The Elephant Man» fue un trágico espectáculo victoriano. Su esqueleto se conservó para investigar sobre su muerte, pero la ubicación de sus otros restos era desconocida hasta ahora.

Un biógrafo de Joseph Merrick, más conocido como «El hombre elefante», cree que se han descubierto los restos del hombre deformado 130 años después de su muerte en un hospital del este de Londres.

Según la BBC , el esqueleto de Merrick se conservó en el Royal London Hospital como un espécimen científico después de su muerte, pero su tejido blando había sido enterrado en otro lugar que no se conocía, al menos hasta ahora.

La vida de Joseph Merrick fue fascinante y trágica, ya que las extremas deformidades físicas que cubrían su cuerpo lo convertían en una curiosidad y en un paria social.

Merrick había nacido como un bebé sano y normal, pero a los cinco años comenzó a experimentar cambios físicos rápidos y espantosos. Entre las deformidades que sufrió estaban los labios hinchados, la piel color ceniza, un bulto gigante en crecimiento en la frente, pies anormalmente grandes y burbujas de carne por todo el cuerpo.

Los agonizantes cambios que Merrick experimentó se vieron agravados por el sufrimiento psicológico y emocional al ser rechazado por su apariencia. Se unió a un «Freak Show» itinerante después de que no pudo encontrar un trabajo normal, y se vio obligado a ganarse la vida en el espectáculo.

Finalmente, conoció al Dr. Frederick Treves, que trabajaba en el Hospital de Londres y pudo examinar de cerca la condición de Merrick.

A Merrick le diagnosticaron una afección cardíaca y sus deformidades aumentaron constantemente en todo su cuerpo. Encontró refugio en el hospital después de que su salud continuara deteriorándose, y vivió de las donaciones que el hospital recibió de simpatizantes.

Vivió sus últimos años pacíficamente al cuidado de los médicos hasta que murió el 11 de abril de 1890, a los 27 años. Los huesos de Merrick ahora se guardan en el Museo y Archivos del Hospital de San Bartolomé.


8.000 personas acuden al Congreso a despedir a Rubalcaba

Ayer fallecía a consecuencia de un ictus Alfredo Pérez Rubalcaba, exvicepresidente del gobierno, exministro y exsecretario general del Partido Socialista.

Por la capilla ardiente, instalada en el Congreso, han pasado cerca de 8.000 personas, entre personalidades, políticos y gente de a pie que le han querido dar su último adiós.

Estos días se están publicando muchas cosas sobre Rubalcaba, sobre todo alabando su trayectoria como político y su calidad como profesor universitario y como persona.

Echo de menos en las publicaciones alguna mención a su faceta «menos buena», que seguro que la tendría. Todos tenemos sombras en nuestras vidas y me hace mucha gracia que cuando alguien se muere siempre era la persona más maravillosa del mundo.

No voy a criticar al señor Rubalcaba, por supuesto. Yo no lo conocía personalmente, por lo tanto no puedo hablar de él como persona. Tampoco ando muy al día en temas políticos, por lo que no tengo capacidad para comentar sus aciertos y sus fallos en este campo.

Pero me ha sabido mal. Porque aún era joven para irse así, tan repentinamente. Así que, sin más, descanse en paz señor Rubalcaba.


El único pingüino albino del mundo

El único pingüino albino del mundo criado en cautividad apareció en público por primera vez el pasado 22 de marzo, en el Zoológico Gdańsk Oliwa, situado en Voivodato de Pomerania (Polonia). El ave, aún sin nombre definido, nació en el mes de diciembre y pasó un tiempo apartado del resto de la bandada por su propia seguridad, ya que corría el riesgo de ser rechazado por los demás miembros y de sufrir una infección por la falta de pigmentación en su piel. Ahora se encuentra bajo el cuidado de sus padres y de otros pingüinos más adultos. El director del zoo, Michal Targowski, afirma que sería el primero en ser atacado por los depredadores, atraídos por su llamativo color.