Perro al horno

En China y en algún otro país de la zona este plato es muy popular. Asan perros de unos 6 kg de peso y dicen que su grasa va bien para combatir algunas enfermedades.

Aviso: Las fotos que vienen a continuación pueden herir sensibilidades. Si quieres verlas haz click en ‘ver el post completo’.



Visto en Dogguie

9 comentarios en “Perro al horno”

  1. A buen hambre no hay pan duro y lo mismo da un perro que un cordero, Paula, para comer. La comida siempre ha sido algo cultural, lo que aquí gusta en otros sitios daría náuseas y al contrario.
    Salu2

  2. Aquí comemos pollos, conejos, cerdos. Cada cultura hay que respetarla. No sin unos HP como dice Paula. No se comen a su mascota: comen carne, como los demás. Aunque sea de perro.Quien opina como Paula demuestra poca cultura gastronómica y territorial. Quizá le dió un arrebato de sentimentalismo.

  3. Estamos tan educados a ver al perro como un fiel amigo y compañero que en nuestra cultura sería impensable si quiera pensarlo como una receta culinaria.
    Ahora, tampoco podemos dejar a un lado que hay salvajes que aunque no se lo coman los torturan de peor manera. Entonces la pregunta es:¿Donde empiezan los derechos de los animales y donde terminan los del hombre en pensar que puede hacer y deshacer a su antojo?

    Más allá de un tema cultural y respetando el gusto culinario de toda una raza, a mi estas imágenes me resultan desgarradoras.

  4. Todo aquel que diga cosas como: 1) hay que respetar su cultura. 2) para nosotros es normal comer pollo y para ellos es normal perro. A todos quienes piensan así les digo lo siguiente: EN NOMBRE DE ALA LES DESEO QUE MUERAN HERVIDOS VIVOS EN UNA HOLLA POR UN CHINO QUE SE LOS QUIERE COMER.¡Inconcientes!

  5. Todo aquel que diga cosas como: 1) hay que respetar su cultura. 2) para nosotros es normal comer pollo y para ellos es normal perro. A todos quienes piensan así les digo lo siguiente: EN NOMBRE DE ALA LES DESEO QUE MUERAN HERVIDOS VIVOS EN UNA HOLLA POR UN CHINO QUE SE LOS QUIERE COMER.¡Inconcientes!

Despáchate a gusto. Estás en tu casa