SAN BORONDÓN, LA ISLA FANTASMA

Las Islas Canarias son siete… y sin embargo, se busca una octava isla. Se trata de la isla fantasma, la isla misteriosa, la isla de San Borondón. San Borondón es la forma canaria de Saint Brendan o Saint Brandan de Clonfert (480-576 d.C.), monje irlandés, protagonista de uno de las leyendas más famosas de la cultura celta: el viaje de San Brendano o Brandano a la Tierra Prometida de los Bienaventurados, las islas de la Felicidad y la Fortuna.

Según el poema irlandés, Brendan era un monje de Tralee, en el condado irlandés de Kerry. Ordenado sacerdote en el año 512 d.C., partió junto con otros 14 monjes en una frágil embarcación que se internó en el Atlántico. La leyenda recoge el relato de sus aventuras, cómo recogieron otros 3 monjes más a lo largo de su viaje, sus encuentros con demonios que vomitaban fuego, con columnas de cristal flotante, con monstruosas criaturas tan grandes como islas.

Brendan y sus compañeros llegaron a una isla, en la que desembarcaron. Estaba llena de árboles y otros tipos de vegetación. Celebraron misa, y de pronto la isla comenzó a moverse. Se trataba de una gigantesca criatura marina, sobre cuyo lomo se encontraban los monjes.Después de muchas peripecias, Brendan consiguió regresar a Irlanda.

Muchos se basan en esta leyenda para afirmar que marinos irlandeses debieron alcanzar, posiblemente, las costas de Norteamérica o de Terranova, así como de Islandia y otras islas del Atlántico Norte, en la Alta Edad Media.

Lo cierto es que desde el siglo XV, a lo largo del cual las Islas Canarias son conquistadas, comienzan a oírse los relatos de una octava isla, que a veces se divisaba al oeste de La Palma, El Hierro y La Gomera. Cuando los navegantes intentaban aproximarse a ella, y se encontraban a la vista de sus costas, montañas y valles, la isla era envuelta por la bruma y desaparecía completamente. Evidentemente, la isla fue rápidamente identificada con la mítica isla-ballena de San Brendan, cuyo nombre se convirtió, en Canarias, en «San Borondón».

Se creyó a pies juntillas en su existencia, y no faltaron relatos detallados de algún que otro navegante que juraba haber desembarcado en la isla y haberla explorado antes de que volviera a hundirse en el Océano. En algún tratado internacional firmado por el Reino de Castilla, haciendo referencia a Canarias, se hablaba de la soberanía castellana sobre «las islas de Canaria descubiertas y por descubrir»; como quien dice, por si acaso… La isla fue llamada «Aprositus», Inaccesible, y en otras versiones de la leyenda recibe el nombre de «Antilia» o «Isla de las Siete Ciudades», ciudades que se suponían fundadas por siete legendarios obispos.

En los archivos del siglo XVIII aparecen investigaciones oficiales realizadas por las autoridades de la Isla del Hierro, en la que declaran decenas de testigos que afirman haber visto la isla encantada desde las cumbres herreñas. A raíz de ello partió de Santa Cruz de Tenerife una expedición en busca de la isla.

Resulta asombrosa la tenacidad con la que la leyenda ha seguido viva en el folklore popular canario. San Borondón sigue siendo una presencia constante en la imaginación popular de las islas, y seguramente no hay isleño de Tenerife, La Palma, La Gomera o El Hierro que no haya oteado alguna vez desde las cumbres de su propia isla, buscando la isla perdida de San Borondón en el horizonte del oeste donde el sol se hunde en el azul cobalto del Atlántico.

5 respuestas a SAN BORONDÓN, LA ISLA FANTASMA

  • COMO ME MOLA EL MISTERIO, YO KIERO SER COMO COLON Y DESCUBRIR ESA ISLA!!!

  • Jaja pero si llevan 500 años buscándola, eso sólo se lo cree el Iker Jiménez que es un friki

  • no quiero parecerte pesado con lo mio, pero hay una parte de esta historia que recala en Galicia donde hicieron escala.
    Además, se conservan restos en una ermita de por aquí, así como en otra en Irlanda (lo cual es muy lógico, porque queda a medio camino, y porque tanto clima, como geografía, carácter de la gente, etc.. son muy parecidos)
    de todas formas a lo que se ve no solamente es leyenda, sino que parece haber pruebas de que es cierto.
    y me permito una corrección: eran 14 monjes incluido el protagonista de la historia
    un saludo muy grande kassiopea, me encanta tu blog

  • en cuanto a lo de la octava isla, se sospecha la localización de los atlantes sobre esa zona, y ahí es donde creo que se mezclan las historias, pues se supone que este monje iba en busca de los habitantes de la Atlantida para intentar su conversión.

  • Para cuando escribiste este post yo aún no había entrado en este mundo de los blogs.Me he llevado una gratísima sorpresa al ver que ya habías tratado este tema y te diré que lo has documentado maravillosamente y como siempre de una manera objetiva.Muchas felicidades por lo bien que trabajas y por el enfoque que haces de los mismos.Recibe mis cariños Kassio.

Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas