Hace tiempo ya, harta de que cada vez que entraba en una web se me empezaran a abrir ventanas de publicidad y de ver anuncios por todas partes, me instalé Adblock Plus en el navegador. Y me estoy encontrando -y cada vez más- que cuando voy a entrar a una página para leer algo que me interesa, se abre una ventana bien grande en la que me dicen que, o quito el Adblock, o no puedo seguir leyendo. Normalmente, cuando me encuentro con esto cierro la web en cuestión y no vuelvo a entrar, a no ser que me interese muchísimo lo que iba a leer. Es bien sencillo: tú me obligas a ver una publicidad que no quiero, yo no entro a tu página. Eso deberíamos hacer todos.
Todos tenemos derecho a poner publicidad en nuestros blogs y webs, pero también tenemos derecho a decidir si queremos ver anuncios o no, la mayoría de las veces muy invasivos. A los que navegan poco por la red, supongo que la publicidad no les causará ningún problema, pero yo que paso bastantes horas cada día metida en internet, considero que los bloqueadores de publicidad son una herramienta cada vez más necesaria, y que deberíamos ‘boicotear’ a los que impiden su uso, no visitando sus páginas.


Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas