SOBREVIVIÓ AL ATAQUE DE UN OSO DE 400 KILOS

Un hombre logró escapar de las garras de este animal. “Pensé que me estaba comiendo el cerebro”, recordó.
El animal de 400 kilos de peso atacó al hombre desde atrás y lo mordió en los brazos y en la cabeza en el valle de Bella Coola, en el oeste de Canadá. “Pensé: Dios mío, ojalá esto pase pronto”, relató el hombre este domingo, dos semanas después del ataque, a la cadena televisiva CNN. “Lo único que pude hacer fue hacerme el muerto”.
El hombre estaba solo en el alejado valle ubicado en la provincia de British Columbia porque quería sacar fotos para un proyecto de ingeniería.
El plan salvador
Durante el ataque, intentó no gritar y se acurrucó como un bebé. “Los dolores eran insoportables. Pensaba que se estaba comiendo mi cerebro”, relató. Finalmente, el oso lo dejó, cubrió su cuerpo en parte con tierra y ramas y se largó, posiblemente con la intención de regresar más tarde.
El hombre se arrastró hasta su coche con las últimas fuerzas que le quedaban y viajó 25 kilómetros hasta la localidad más cercana. Desde allí fue trasladado en helicóptero hasta un hospital de Vancouver.
El hombre mostró sus profundas cicatrices en la televisión. Su brazo derecho quedó prácticamente destruido. “Si no me hubiera hecho el muerto, ahora ya no estaría con vida. De eso estoy seguro”.
(DERF)

Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Si quieres contactar conmigo envíame un email
Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas