Un Airbus A380, el avión más grande del mundo, ha pasado apuros para aterrizar en el aeropuerto de Düsseldorf debido a las fortísimas rachas de viento provocadas por el temporal ‘Xavier’, que ha estado azotando Alemania estos días. El fuerte viento cruzado ha dificultado el aterrizaje. No sé si han sido los pilotos los que lo han conseguido con su pericia, o lo ha hecho todo el avión con la tecnología que lleva, pero me imagino que estar dentro de ese bicho en esos momentos habrá sido una experiencia ‘inolvidable’ para los pasajeros.

Dejo aquí el vídeo.


Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas