Actualidad

Hoy se cumplen 136 años del nacimiento de Virginia Woolf, considerada una de las más destacadas figuras del modernismo anglosajón del siglo XX y del feminismo internacional.

Nació en Londres en 1882. Su padre era el novelista, historiador, ensayista, biógrafo y montañero sir Leslie Stephen. La madre, Julia Prinsep Jackson, era la segunda esposa de su padre.

La joven Virginia fue educada por sus padres en su literario y bien relacionado hogar del número 22 de Hyde Park Gate, Kensington. Aunque no fue a la escuela, Woolf recibió clases de profesores particulares y de su padre. La eminencia de Sir Leslie Stephen como editor, crítico y biógrafo, y su relación con William Thackeray (era el viudo de la hija menor de Thackeray), significaba que sus hijos fueron criados en un entorno lleno de las influencias de la sociedad literaria victoriana.

En su poderosa narrativa, Woolf sobresalió por la introspección de sus personajes y la descripción de las emociones que subyacen a eventos aparentemente mundanos. Las obras de no ficción como ‘Una habitación propia’ (1929) y ‘Tres Guineas’ (1938) muestran la decidida perspectiva feminista de Woolf al documentar la discriminación intelectual hacia las mujeres y la dinámica de poder dominada por los hombres de la época.

Durante su vida sufrió trastorno bipolar. Después de acabar el manuscrito de una última novela (publicada póstumamente), ‘Entre actos’, Woolf padeció una depresión parecida a la que había tenido anteriormente. El estallido de la Segunda Guerra Mundial, la destrucción de su casa de Londres durante el Blitz y la fría acogida que tuvo su biografía sobre su amigo Roger Fry empeoraron su condición hasta que se vio incapaz de trabajar.

El 28 de marzo de 1941, Woolf se suicidó. Se puso su abrigo, llenó sus bolsillos con piedras y se lanzó al río Ouse cerca de su casa y se ahogó. Su cuerpo no fue encontrado hasta el 18 de abril. Su esposo enterró sus restos incinerados bajo un árbol en Rodmell, Sussex.

En la carta de despedida que dejó a su marido, escribió:

“Siento que voy a enloquecer de nuevo. Creo que no podemos pasar otra vez por una de esas épocas terribles. Y no puedo recuperarme esta vez. Comienzo a oír voces, y no puedo concentrarme. Así que hago lo que me parece lo mejor que puedo hacer. Tú me has dado la máxima felicidad posible. Has sido en todos los sentidos todo lo que cualquiera podría ser. Creo que dos personas no pueden ser más felices hasta que vino esta terrible enfermedad. No puedo luchar más. Sé que estoy arruinando tu vida, que sin mí tú podrás trabajar. Lo harás, lo sé. Ya ves que no puedo ni siquiera escribir esto adecuadamente. No puedo leer. Lo que quiero decir es que debo toda la felicidad de mi vida a ti. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bueno. Quiero decirlo —todo el mundo lo sabe. Si alguien podía haberme salvado habrías sido tú. Todo lo he perdido excepto la certeza de tu bondad. No puedo seguir arruinando tu vida durante más tiempo. No creo que dos personas pudieran ser más felices que lo que hemos sido tú y yo. V.”



http://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20180125/virginia-woolf-6575988
https://es.wikipedia.org/wiki/Virginia_Woolf

Ya tenemos el gordo de este año. Como suele ser habitual, a mí no me ha tocado. El segundo premio ha sido para el 51244 y el tercero para el 06914.


 

El concepto de ciudad flotante suena a novela de ciencia ficción, pero podría convertirse en realidad para el año 2020. Sesteading Institute, una organización sin ánimo de lucro con sede en San Francisco, ha estado desarrollando esta idea desde su fundación en 2008 y ha llegado a un acuerdo con el gobierno de la Polinesia Francesa para empezar a hacer pruebas en sus aguas.
 
«Si pudieras tener una ciudad flotante, sería esencialmente un país de nueva creación», ha declarado Joe Quirk, presidente de Seasteading Institute. «Podemos crear una gran diversidad de gobiernos para una gran diversidad de personas».

 

 

La ciudad en cuestión consistirá en una docena de estructuras, incluyendo hogares, hoteles, oficinas y restaurantes. Ingenieros y arquitectos ya han visitado un lugar no revelado donde deberá llevarse a cabo el proyecto. El objetivo principal de la idea es «liberar a la humanidad de los políticos» y «reescribir las reglas que gobiernan la sociedad».
 
Este proyecto va a costar muchos millones de dólares y Seasteading ya ha recibido una donación del fundador de PayPal Peter Thiel. Para la próxima fase del proyecto se va a realizar una campaña de crowdfunding.

  

Visto aquí

Los agentes secretos más famosos de España cumplen 60 años. Para celebrarlo, Francisco Ibáñez ha creado una historieta en la que deberán viajar a «Kolea d’Aliba» para vigilar a un par de mandatarios que andan a la greña.
 

¡Feliz 60 aniversario!

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas