Animales

¿Sabéis lo que es una granja de bilis de oso? Pues es un lugar donde crían osos para extraer la bilis de su vesícula. Esta bilis se utiliza en la medicina tradicional china y en cosmética. Yo no sabía que existían estas granjas, ni se me habría ocurrido imaginar que la bilis de los osos se comercializara para hacer potingues.

Según la Wikipedia, a los osos los tienen encerrados en jaulas demasiado pequeñas para su tamaño de tal forma que apenas tienen espacio para moverse, lo que les provoca atrofia muscular y otras dolencias, como es lógico.

La bilis se extrae a través de un agujero practicado en el abdomen del oso que nunca se cierra, por lo que el animal queda expuesto permanentemente a todo tipo de infecciones.

Y de todo esto me he enterado porque he visto una noticia en la que explican que una osa ha sido rescatada de una granja de estas. Como ni me sonaba ni me imaginaba qué podía ser eso de una granja de bilis me he puesto a investigar y me he encontrado con esta espeluznante salvajada que se practica principalmente en China. En Google hay fotos de estas jaulas con los osos y dan ganas de bajarse del mundo, de verdad.

Lo destructivo que llega a ser el ser humano para la Naturaleza y para otras especies es para alucinar.

Se llama demonio espinoso y es originario de Australia, el paraíso de la fauna terrorífica. Es un animal no más grande que la palma de tu mano y su principal característica es que posee una cabeza falsa para defenderse de sus depredadores.

En la parte posterior del cuello tiene una especie de bulto que simula una cabeza. Cuando se siente en peligro esconde su cabeza real entre las patas, cosa que desconcierta bastante a los depredadores y le dejan en paz.

Otra peculiaridad del bicho es que no bebe agua, sino que la absorbe del ambiente que le rodea.


Visto aquí

Hoy he descubierto un zoo diferente. En Lehe Ledu, ubicado en China, los animales no viven en jaulas, el que va metido en una jaula es el visitante. Me parece hasta raro, teniendo en cuenta el poco apego que demuestran tener los chinos hacia otros bichos vivientes, sean de la especie que sean.

Aquí los visitantes pueden ver a los animales sueltos, que andan en libertad por todo el parque. Claro que, para llamar su atención y que se acerquen, la jaula lleva trozos de carne colgando, si no a más de un león no le verían el pelo durante años. Al menos no los tienen encerrados en habitáculos pequeños, como ocurre en los zoológicos occidentales.




Visto aquí

Todos los que tenemos un gato sabemos que quien manda en casa es el gato. ¿Cómo se nos había ocurrido pensar que en algún momento de la historia los humanos los domesticaron? No, no, los gatos se domesticaron cuando les dio la gana a ellos, faltaría más.

Los perros fueron seleccionados para realizar tareas específicas, en cambio los gatos convivieron con nosotros durante miles de años antes de ser domesticados y, durante ese tiempo, sus genes cambiaron muy poco.

Según un estudio publicado en Nature Ecology & Evolution, en el cual se ha estudiado el ADN de más de 200 gatos y que abarca los últimos 9.000 años, dos importantes linajes de gatos contribuyeron al felino doméstico que conocemos hoy en día.

Los primeros ancestros de los gatos domésticos de hoy se extendieron desde el sudoeste de Asia y hacia Europa ya en 4400 aC. Los gatos probablemente comenzaron a andar por las comunidades agrícolas de la Media Luna Fértil hace unos 8.000 años, donde establecieron una relación mutuamente beneficiosa con los humanos al mantener a raya a los roedores.

Debido a que eran sociables y mansos, probablemente las poblaciones humanas prehistóricas los llevaban con ellas en sus desplazamientos para controlar a los roedores, eso sí siempre con el permiso del gato, que por algo es quien manda.


Fuente aquí

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas