Animales

Encuentran un bicho raro en el fondo del mar

Se sabe más bien poco de lo que ocurre en lo más profundo de los océanos, ya que no es fácil acceder a esas zonas debido a las condiciones extremas que se dan a tantísimos metros de profundidad. Pero como la tecnología avanza a pasos agigantados, ahora disponemos de unos robots con mando a distancia, los llamados ROVs, que pueden llegar donde no llega el hombre.

Bueno, pues uno de estos cacharros ha captado las imágenes de un extraño calamar rojo en lo más profundo del golfo de México.

El experto en calamares Mike Vecchione dice que es el calamar más raro que ha visto. El bicho muestra una morfología nunca antes identificada en estos cefalópodos y una forma un tanto extraña de desplazarse. Flota permanentemente gracias a una cámara de aire y escapa de sus depredadores mediante la propulsión a chorro.

Los investigadores aseguran que la extraña criatura podría pertenecer al género Discoteuthis y, en concreto, a una especie que reside en las aguas del Atlántico tropical y que nunca antes se había encontrado con vida. De hecho, las especies pertenecientes a este género de calamares son difíciles de distinguir, pues nunca nadie ha hallado ningún ejemplar intacto o en buenas condiciones.


Visto aquí

Las pupilas de las cabras

¿Qué tienen las pupilas de las cabras que no tengan las demás pupilas? Pues que son rectangulares lo que les proporciona una visión de 320 a 340 grados. Esto significa que pueden ver a su alrededor sin tener que moverse.

Además las pupila se adaptan, de modo que siempre quedan de manera horizontal al suelo. Esto les permite estar alerta ante cualquier depredador, aunque estén pastando.


Visto aquí

Bilis de oso

¿Sabéis lo que es una granja de bilis de oso? Pues es un lugar donde crían osos para extraer la bilis de su vesícula. Esta bilis se utiliza en la medicina tradicional china y en cosmética. Yo no sabía que existían estas granjas, ni se me habría ocurrido imaginar que la bilis de los osos se comercializara para hacer potingues.

Según la Wikipedia, a los osos los tienen encerrados en jaulas demasiado pequeñas para su tamaño de tal forma que apenas tienen espacio para moverse, lo que les provoca atrofia muscular y otras dolencias, como es lógico.

La bilis se extrae a través de un agujero practicado en el abdomen del oso que nunca se cierra, por lo que el animal queda expuesto permanentemente a todo tipo de infecciones.

Y de todo esto me he enterado porque he visto una noticia en la que explican que una osa ha sido rescatada de una granja de estas. Como ni me sonaba ni me imaginaba qué podía ser eso de una granja de bilis me he puesto a investigar y me he encontrado con esta espeluznante salvajada que se practica principalmente en China. En Google hay fotos de estas jaulas con los osos y dan ganas de bajarse del mundo, de verdad.

Lo destructivo que llega a ser el ser humano para la Naturaleza y para otras especies es para alucinar.

El bicho que tiene una cabeza falsa

Se llama demonio espinoso y es originario de Australia, el paraíso de la fauna terrorífica. Es un animal no más grande que la palma de tu mano y su principal característica es que posee una cabeza falsa para defenderse de sus depredadores.

En la parte posterior del cuello tiene una especie de bulto que simula una cabeza. Cuando se siente en peligro esconde su cabeza real entre las patas, cosa que desconcierta bastante a los depredadores y le dejan en paz.

Otra peculiaridad del bicho es que no bebe agua, sino que la absorbe del ambiente que le rodea.


Visto aquí

Si quieres contactar conmigo envíame un email
Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas