Animales

LOS PULPOS SALVAJES PUEDEN SER GAYS

Los pulpos silvestres están lejos de ser los animales tímidos y solitarios poco románticos que parecen ser sus hermanos en cautiverio, según reveló un nuevo estudio.

Biólogos marinos de la Universidad de California en Berkeley, quienes recorrieron la costa de Indonesia para estudiar la vida amorosa de los pulpos, encontraron una sociedad violenta y con tendencias sexuales poco comunes, con asesinatos inducidos por celos, engaños de género y sexo una vez en la vida.

Los científicos observaron durante varias semanas al pulpo del género Abdopus aculeatus, del tamaño de una naranja, para una investigación publicada recientemente en la revista Marine Biology.

Observaron que los exigentes machos dominantes escogían cuidadosamente una pareja, y luego montaban guardia en su nuevo alojamiento con tanto celo que ocasionalmente usaban sus tentáculos de entre 20 y 25 centímetros para estrangular hasta la muerte a un rival en amores.

Los investigadores también observaron pulpos machos más pequeños aparentando ser hembras, nadando con estilo de hembra cerca del fondo y manteniendo ocultas sus bandas pardas varoniles para conquistar a machos ingenuos.

El tamaño es importante, pero no de la manera que uno pensaría.

«Si se va a invertir tiempo custodiando a una hembra, uno querrá elegir la más grande que se pueda encontrar porque ella va a producir más huevos», dijo el biólogo Roy Caldwell, de la universidad en Berkley y coautor del estudio. «Es básicamente una estrategia de inversión».

Poco después de que la hembra engendra, aproximadamente un mes después de la concepción, tanto la madre como el padre mueren, dijeron los investigadores.

«No es el sexo lo que lleva a la muerte», apuntó Christine Huffard, principal autora del estudio. «Es simplemente que los pulpos producen descendencia una vez durante su muy corto período de vida de un año».

Joer con los pulpos…

Fuente: AP

LAS HORMIGAS PUEDEN SER CORRUPTAS

Hasta ahora se pensaba que las hormigas trabajaban en beneficio de todas y sin fines de sacar ventajas… Pero los nuevos estudios demuestran lo contrario. Sin embargo, una investigación realizada en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, por el biólogo William Hughes, comprueba que poseen algunos rasgos «corruptos». A partir del análisis del ADN de cinco colonias de hormigas cortadoras de hojas, se descubrió que en cada colonia -formada normalmente por una reina madre y entre diez y cuatro machos- las crías de algunos machos tenían más probabilidades de llegar a ser reinas. Hasta ahora se creía que todas las larvas por igual tenían las mismas posibilidades de alcanzar el trono. «El punto más importante de nuestro descubrimiento es que las crías que tienen los tipos genéticos reales tienen más probabilidad de convertirse en reinas. La base de una colonia de hormigas se sostenía en que cada una de las crías tenía las mismas posibilidades de llegar a ser reina. De modo que la existencia de estos tipos de ‘genes de realeza’ está estafando a esa estructura social, basada en una supuesta igualdad de condiciones», puntualizó a Clarín el doctor Hughes. La explicación de una evolución «democrática» de ciertas crías en reinas dependía -según se pensaba- del modo en que se nutrieran las larvas. Así, algunas tomaban ciertos elementos de una comida especial que les daban la oportunidad de transformarse en reinas. Sin embargo, las líneas genéticas estudiadas demostraron cierta «rareza» que llevó a pensar a los investigadores que las hormigas machos con «esperma de realeza», la diseminan en distintas colonias para que no se note la ventaja inusta que les confieren solamente a sus descendientes. Este hallazgo genera aportes también a la teoría evolucionista. «La teoría evolucionista predice que todo tipo de sistema de cooperación (desde los humanos a los microscópicos) serían vulnerables a la evolución de trampas», concluyó Hughes. Fuente: otrasfronteras.com

LOS PECES SABEN CONTAR HASTA 4

Los peces saben contar, al menos hasta cuatro y al menos los de la especie Gambusia Holbrooki, ha revelado un estudio de la Universidad de Padua, dado a conocer hoy en el telediario de la televisión pública italiana RAI.

Según explicó a esa cadena el profesor del departamento de Psicología General, Christian Agrillo, que ha participado en el estudio coordinado por Angelo Bisazza, los peces de esa especie saben distinguir el grupo más numeroso cuando lo tiene delante.

«Estos peces, para protegerse de los predadores tienden a formar grupos numerosos. A través de los experimentos de laboratorio hemos observado que colocando un pez a un lado de una pecera frente a dos grupos de peces de número diverso, el pez solitario reconoce el mayor y tiende a agregarse a ese», explicó Agrillo.

Según el profesor, la decisión se produce siempre que el pez solitario debe escoger entre grupos de dos o tres miembros y de tres o cuatro.

Sin embargo, cuando tiene que elegir entre grupos de cinco o seis, el pez solitario no llega a ser capaz de distinguir cuál de los dos es mayor.

De ahí, los científicos han deducido que el Gambusia Holbrooki, originario de norteamérica e importado a Europa a principios del siglo XX para combatir la malaria por su voracidad con las larvas de insecto, sabe contar hasta cuatro.

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas