Greta Thunberg y las huelgas del clima

Greta Thunberg
(Foto: Jason DeCow / AP)

Estamos de acuerdo en que hay que cuidar el planeta, que nos lo estamos cargando entre todos con contaminación de fábricas, de coches, con plásticos y con basuras de todo tipo. Matamos animales sin ningún miramiento y por diversión. Talamos y quemamos bosques, etc.

Aún así no acabo de creerme mucho el rollo del cambio climático. Hace muchos años que sabemos que el clima en la Tierra es cíclico. Es decir, ha habido calentamientos y enfriamientos desde que existe el planeta. Ahora se habla de «emergencia climática», unas palabras que están muy de moda y parece que las generaciones más jóvenes están tomando conciencia sobre el tema. Y como ejemplo de este movimiento social que protagoniza la juventud encontramos a Greta Thunberg.

Pero ¿quién es Greta Thunberg? Buscando por Internet y sin escudriñar mucho por falta de tiempo averiguo que Greta es una niña de 16 años, sueca, y sus padres son artistas bastante conocidos en su país (la madre incluso representó una vez a Suecia en Eurovisión).

Greta está muy concienciada con esto de la «emergencia climática» y, un buen día, decidió ponerse en huelga y protestar ante los políticos de su país y en foros internacionales. Además se volvió vegana y se niega a viajar en avión. Pues vale.

El caso es ¿quién está detrás de Greta Thunberg? ¿alguna multinacional, quizás? Porque también se sabe desde hace tiempo que el negocio del cambio climático mueve muchos millones. Y Greta Thunberg no viaja sola. Ella se va a la ONU, monta la pataleta, desencaja su semblante como si entrara en trance, pero detrás de las cámaras está el padre, que viaja con ella, controlando el cotarro.

No voy a insultar aquí a Greta como hacen en otras páginas y foros, porque es una niña y porque quiero pensar que ella cree en lo que hace. Pero ¿no la estarán utilizando? ¿no debería estar en el colegio como cualquier persona de su edad, formándose para hacer de este mundo un lugar mejor llegado el momento? Porque mucho ir a Davos y a la ONU pero ¿cuántas playas ha ido a limpiar?

Salvemos el planeta, sí, porque es el que tenemos y es nuestro hogar, dejemos de estropear y contaminar la Tierra, pero no convirtamos a esta niña en una especie de Juana de Arco del siglo XXI porque, sinceramente, creo que ese no es el camino.


El pueblo más frío del mundo

Todos los inviernos viene alguna ola de frío siberiano que dura un par de días, los suficientes para odiar el invierno. Pero existe un lugar donde viven con la ola siberiana encima, permanentemente. En Oymyakon, Siberia, la temperatura media durante el invierno es de -46ºC.

Oymyakon está ubicado en el corazón de Siberia, y no es un lugar para ir a hacer turismo. A la temperatura extrema hay que sumarle una serie de cosas que hacen incomprensible que haya personas viviendo ahí.

Por ejemplo, tus pestañas se congelan. Tu saliva se convierte en carámbanos en tu boca. Tienes que conducir tu coche las 24 horas del día o la batería se agotará. Es casi imposible excavar en el suelo, por lo que tampoco tiene plomería. Si alguna vez tienes que cavar un hoyo en el suelo, por ejemplo, para realizar un funeral, primero debes encender una hoguera gigante para ablandar las primeras pulgadas de tierra, desenterrarla, luego encender otra, y así sucesivamente.

Como si la temperatura no fuera suficiente, la luz solar estacional también es extrema. La población recibe solo unas tres horas de sol al día durante el invierno y 21 en el verano. Honestamente, no sé que es peor.

La ciudad tiene una población de alrededor de 500 habitantes, y se han adaptado a su entorno de formas bastante inusuales. Por un lado, está la dieta. No hay verduras frescas en Oymyakon porque no puedes cultivar nada. Casi todas las comidas consisten en solo carne, y muchas veces, la carne está cruda y congelada. Los cubos congelados de caballo o sangre de reno se consideran un manjar, como lo es la estroganina, un tipo de pescado congelado cortado en lonchas largas y delgadas. Pero eso es solo para un día especial: las cenas diarias consisten en estofado de carne.

Aunque Oymyakon fue originariamente una estación de paso para los pastores de renos nómadas, la región creció en notoriedad a mediados del siglo XX cuando formó parte del «Anillo de la muerte de Stalin». Y es que si vas a ser un dictador totalitario, es útil tener una región en tu país que pueda matarte en menos de un minuto. Bajo el régimen de Stalin, los disidentes políticos eran exiliados a esta zona (los que tenían la suerte de no ser fusilados antes). Debió ser bastante terrible.


Visto aquí


Ya llegó la primavera

Dicen que desde hoy es primavera. Pues será en el Corte Inglés, porque lo que es aquí…

Así ha amanecido Barcelona hoy:

Con temperaturas invernales y toda la noche nevando en el Tibidabo, como se aprecia en la foto. A estas horas parece que la cosa ha mejorado, mi móvil dice que estamos a 9º en mi barrio. A ver si en los próximos días podemos ir soltando el abrigo, que ya es hora.


Foto: @scarna

Cuando el grajo vuela bajo…

Hoy en Barcelona el grajo directamente no ha volado. Vamos, que estamos pasando un frío de cojones.

Ayer volví de unas minivacaciones de cinco días en la provincia de Zaragoza y yo pensaba que era imposible pasar más frío que el que pasé allí, sobre todo el martes. Me equivocaba, el frío ha decidido venirse conmigo y hoy es horroroso. Claro que hay sitios en los que llevan días a bajo cero, pero una está acostumbrada a las bondades del clima mediterráneo y esto a mí me mata.

Hace cosa de un mes me quejaba de que había nevado en toda la península y aquí no. Pues bien, hoy ha nevado en la playa y yo no lo he visto porque en la zona donde yo trabajo no ha caído ni un copo. Y me he tenido que conformar con ver llover, eso sí, tiritando.