Cuentos y leyendas

BOLA DE CRISTAL

La lectura de la bola de cristal es un metodo de clarividencia muy popular y altamente eficaz desde el antiguo Egipcio. Se dice que para evocar el cristal hacen falta poderes de videncia reales, ya que dentro del cristal no pasa nada; la bola de cristal es solo un medio para los clarividentes. La persona entrenanda puede ver colores, imagenes fugitivas o nebulosas, simbolos o velos. Se produce una abstraccion del tiempo, lo que se ve en el cristal puede haber sucedido en el pasado, presente o futuro; casi siempre se ve las cosas en tamaño natural.

Para aprender a leer la bola de cristal hay que armarse con paciencia y tenacidad. Pueden pasar semanas hasta que aparezcan las primeras imagenes. Aqui algunos consejos:La habitacion donde se practica la videncia debe ser debilmente ilumindado con luz natural o artificial o con una vela de manera que la luz viene desde detras del vidente. La habitacion debe estar templada y silenciosa. La bola debe ser de un tamaño de por lo menos 5 cm, totalmente limpia y posicionada sobre una tela negra pasra no tener reflejos. Se puede magnetizar pasando las manos por encima de la bola. El propietario es el unico que la puede tocar.El vidente empieza a mirar fijamente en el interior de la bola; quedando pasivo y concentrado sin llegar a sentir cansancio. Hay que tener mucha paciencia. Segun la sensibilidad del vidente aparecerán primero una especie de nubes de colores o velos ondulantes. Con el tiempo aparecen figuras, personas o objetos confusos. En este momento no se debe forzar la vision y esperar hasta que aparecen imagenes mas claros. La interpretacion de las imagenes depende del vidente segun el codigo personal que ha establecido. Aqui algunas interpretaciones comunes:

* Las nubes azules o verdes significan alegria

* La nubes de color rojo, naranja o amarilla anuncian tristeza

* Nubes blancas son una buena señal, mientras las negras son mala

* Los velos ondulados que suben son un buen presagio mientras las que bajan significan contrariedades.

VUDÚ

El vudú o vodun es una religión originada en el área cultural de África Occidental en tiempos prehistóricos. Se trata de una variante teísta de un sistema animista de creencias, provisto de un fuerte componente mágico. Por su vinculación directa con la cosmología y los sistemas de creencias neolíticos, su estudio resulta de gran interés en el campo de la Paleoantropología. El vudú se cuenta entre las religiones más antiguas del mundo, a caballo entre el politeísmo y el monoteísmo.

El tráfico de esclavos hacia América produjo un fuerte fenómeno de sincretismo entre esta religión arcaica y las creencias cristianas de los esclavistas, así como con las religiones nativas de los lugares adonde se transportó a los esclavos. De aquí surgiría el vudú haitiano y un gran número de derivativos: la Regla de Ocha o Santería en Cuba, el Candomblé, la Umbanda y Kimbanda en Brasil, etcétera. Algunos de estos derivativos han llegado a Europa en décadas recientes, sobre todo de la mano de emigrantes retornados.

La religión vudú supone el creer en la vida después de la muerte, así como en la existencia de diversas jerarquías espirituales de ánimo maligno, benigno o amoral, llamadas loas. Éstas supuestamente influyen en el mundo terrenal gracias a la acción de un hierofante. Éste es conocido como houngan, y su función es, mediante la ayuda de los entes que convoca, conseguir curaciones, información determinada, (no confundir con las visiones chamánicas) e influir sobre la naturaleza. Todo ello con fines benignos. La mujer puede ser también houngan si tiene aptitudes y es elegida para ello, denominándosela manbo.

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas