Insólitas

Ha ocurrido en Argentina, en una carretera de la ciudad de San Juan. Un camión que transportaba carne sufrió un accidente, afortunadamente sin víctimas ni heridos graves. Algunos vecinos de la zona vieron el cielo abierto y corrieron a saquear la carga del camión.

Claro, si robas algo tienes que desaparecer rápidamente de la “escena del crimen” y el mejor medio de huir se supone que es un vehículo; si puede ser, que sea capaz de correr más que una bicicleta…

Está claro que ese coche ha visto tiempos mejores. El dueño, si quiere dedicarse a esto del saqueo debería ir pensando en renovar el material de trabajo. Aunque al menos, si consigue llegar a su casa sin que lo persiga medio pueblo, tendrá carne para unos días.

Esta sí que es buena, por fin podremos ponernos a dieta sin renunciar a ese delicioso manjar que es un buen plato de patatas fritas. Que sí, que un grupo de científicos australianos estaban clasificando nuevas especies de plantas cuando se encontraron con esta, la cataron y cuál fue su sorpresa al descubrir que sabía a patatas fritas ¡con sal y todo!

 

El matojo en cuestión

Es una variedad de spinifex, una planta típica del desierto australiano, de la que se conocen 64 variedades diferentes. Tras analizarla, los investigadores detectaron una mezcla de sal, azúcares y proteínas, responsables de ese peculiar e inesperado sabor.
 
Y además, esta planta produce un tipo de resina muy apreciado, con el que se está experimentando actualmente para fabricar preservativos, que tienen la peculiaridad de ser un 30% más finos de lo habitual.
 
¿Qué más se le puede pedir a la plantita?

 
Visto aquí

¿Hay por aquí algún japo que nos pueda traducir lo que dice la cabra? Gracias.

Una cosa así no podía ser en otro lugar. En Japón se lleva mucho eso de alquilar cosas raras, y la empresa DMM está ofreciendo un servicio de alquiler de cabra, por lo que siempre que quieras y por un módico precio (unos 137 dólares al mes), puedes pasar un ratito con una cabra. Pero, ¿por qué alguien querría alquilar una cabra? DMM tiene las respuestas a esta pregunta:

  • Te ahorras el herbicida: A las cabras les encanta comer hierba, por lo que en poco rato te dejan el jardín más pelado que el culo de un mono.
  • Las cabras son todoterreno: Cualquier rincón por escarpado que sea es accesible para una cabra.
  • Te hacen compañía: Como cualquier mascota, una cabra te ayudará a eliminar el estrés y te sentirás más cerca de la naturaleza.

De todas formas, a este asunto de las cabras yo le veo una pega importante: las cabras comen. Y todo aquel que come, caga. ¿Qué hacemos con las caquitas que van soltando constantemente allí por donde pasan? No lo veo yo buen negocio esto de las cabras.

http://en.rocketnews24.com/2016/04/07/rent-a-goat-service-now-available-in-japan-ready-to-fulfill-all-your-goat-related-needs/

Una plaga está devorando un pequeño pueblo australiano. La invasión de ‘panicum effusum’, un tipo de hierba conocida como el ‘pánico peludo’, se ha convertido en la maldicción de Wangaratta. La hierba, de hasta dos metros de altura, se ha apoderado de calles, jardines y casas. Una pesadilla debida a las condiciones extremadamente secas que afectan a esta comunidad del noeste de la región de Victoria (Australia).
Cada día los residentes de esta localidad se levantan y limpian de malas hierbas sus casas. Infructuosamente. Horas después el ‘pánico peludo’ vuelve a hacer acto de presencia. Es el particular día de la marmota de Wangaratta.


Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas