Libros

Boabdil, un hombre contra el destino (Antonio Soler)

“Boabdil, el último rey nazarí de Granada, encarnación de un sino trágico, y Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, ejemplo de las virtudes guerreras. Estos dos hombres, obligados a enfrentarse aunque en otras circunstancias hubieran estado destinados a entenderse, simbolizan el final de una época apasionante”.
Por fin un libro que retrata a Boabdil de forma parecida a cómo debió ser en realidad, una persona íntegra, preocupada por su reino, y no como el rey débil y cobarde que la literatura se ha empeñado en mostrar durante 500 años.
La novela viene a contar lo que ya sabemos por los libros de historia: Los Reyes Católicos querían conquistar Granada. Después de algunas batallas llegan a un acuerdo con Boabdil y le imponen unas condiciones que éste acepta. Pero sus católicas majestades resultan ser mentirosos y traidores. Incumplen los pactos uno tras otro azuzados por el Gran Cardenal de España, el cardenal Mendoza. Llega un momento en el que Boabdil se harta y decide plantarles cara a todos ellos, pero es demasiado tarde. El ejército nazarí está desgastado de tanta batalla y la población desilusionada por tantos desmanes cometidos por los cristianos. Isabel y Fernando, tanto monta, monta tanto, tras el último conato de rebelión deciden poner cerco a Granada. Después de un largo asedio y de pactar condiciones que de nuevo serán incumplidas por los Reyes Católicos y su pandilla de curas, Boabdil entrega la ciudad y parte hacia las Alpujarras, donde vivirá exiliado.
En medio de todo esto veremos la amistad que une a Boabdil con Gonzalo Fernández de Córdoba, el “Gran Capitán”, y lo odiosa e insoportable que debió ser la sultana Aixa, madre de Boabdil, quien, por cierto, nunca pronunció la famosa frase que se le atribuye en el lugar llamado “el suspiro del moro”. Tampoco hay constancia de que Boabdil llorase a moco tendido al contemplar por última vez los muros de la Alhambra desde dicho lugar. Al parecer esa historia se la inventó un cura del siglo XVIII para desprestigiar a Boabdil.
El libro, muy bien narrado y fácil de leer, recomendable para conocer un poco mejor al último rey de Granada, Boabdil, también conocido como Al-Zugabi (el Desdichado).


Mentes poderosas (Alexandra Bracken)

Cuando Ruby despierta en su décimo cumpleaños, algo en ella ha cambiado. Algo lo suficientemente alarmante como para que sus padres la encierren en el garaje y llamen inmediatamente a la policía buscando ayuda. Ha sucedido. Un fenómeno inexplicable le ha arrancado de la vida que siempre ha conocido, y la ha repudiado a Thurmond, el escalofriante campo de rehabilitación del gobierno donde se destinan a los supervivientes. Ruby no ha sucumbido a la misteriosa enfermedad que ha aniquilado a la mayoría de niños de Estados Unidos, pero ella y los demás prisioneros se han convertido en algo mucho peor: porque han desarrollado poderosas habilidades mentales que no pueden controlar.
No hay nada como tener un eBook. Con este cacharrito que no pesa y además cabe en el bolso ahorras dinero y espacio, y lees libros que de otra forma nunca pasarían por tus manos ni comprarías. Pero el aparatito también tiene su lado oscuro, y es que a veces te llevas sorpresas con los libros que le metes. Porque esta novela que acabo de terminar, Mentes poderosas, se puede definir con una sola palabra: TRUÑO.
En un mundo distópico, los niños americanos hasta los 10 años están expuestos a una extraña enfermedad que los mata. Los supervivientes desarrollan unas facultades mentales extraordinarias y en función de esas facultades son clasificados por colores e internados en unos campamentos para su “rehabilitación”, ya que por lo visto son considerados seres “peligrosos” por el gobierno. Así, tenemos a los azules, que mueven cosas con la mente, los verdes que tienen memoria fotográfica, los amarillos que dan calambre a todo lo que tocan, los naranjas, que se introducen en tu mente y hacen que hagas lo que ellos quieren y los rojos, que son considerados los más peligrosos, no se sabe por qué, porque en el libro no nos lo cuentan.
La protagonista, Ruby, es naranja, es decir puede manipular la mente. Es rescatada del campamento donde está recluida por la llamada “Liga de los niños”, que es una especie de grupo de resistencia o de terroristas, no me ha quedado muy claro. Escapa también de estos y se une a dos chicos y una chinita que no habla, que van por ahí buscando a lo que queda se sus familias, se lía con uno de ellos y llegan a otro campamento, esta vez habitado por chavales que han conseguido escapar y liderados por otro naranja muy listo, que al final creo que es malo.
Hay muchas reseñas de este libro en internet. No hagáis caso de las que lo ponen por las nubes porque es una auténtica mierda. De verdad. Ahora voy a empezar una novela histórica, que esas sí que molan.


El cielo en un infierno cabe (Cristina López Barrio)

Toledo, 1625. El Santo Tribunal de la Inquisición juzga a una bella y misteriosa mujer de la que se dice que puede sanar y destruir con el roce de sus manos. Pero lo que comienza siendo un proceso rutinario por hechicería acaba revelando una trágica historia de amor repleta de intriga, pasión, muerte, orgullo y pecado.

Una apasionante novela en la época de las brujas y las beatas, de los exorcismos y los milagros, cuando la mística y el fervor religioso convivían con la sensualidad y la magia.

El cielo en un infierno cabe narra la historia de Bárbara y Diego, dos huérfanos que se crían en un hospicio de Madrid. Bárbara tiene en sus manos el don de la vida, y tener según qué dones en el siglo XVII sólo podía significar acabar tu vida antes de hora en una hoguera. Cuánto hubiera disfrutado Rouco en esa época quemando herejes.
Una historia con traiciones, venganzas, pasiones y algo de misterio. No es histórica porque gira en torno a la magia, la cábala y la alquimia. Pero es entretenida y está muy bien escrita. Todos los personajes están muy bien definidos y aportan mucho a la novela, cada uno con sus propios tormentos y miserias.


Invictus (Simone Sarasso)

Novela histórica que narra la vida de Constantino el Grande, un gran emperador que quizá fue uno de los culpables de que la Iglesia ostentase (y ostente) mucho más poder del que le corresponde.
“Un niño criado a sangre y metal. Un soldado. Un emperador.
Constantino abandona de muy joven el hogar familiar para aprender a ser emperador y formarse, bajo las órdenes de Diocleciano, en el arte de la guerra y del poder. Sus campañas, su matrimonio, las traiciones y los enfrentamientos lo harán más fuerte hasta erigirle como único señor del Imperio Romano. El primer emperador cristiano nació como bastardo, creció como gobernador y se hizo señor del mundo. Un camino plagado de dificultades en el que tuvo que luchar por aquello en lo que creía”.
El libro es muy bueno, no lo podemos negar. Además es de los que enganchan. Sólo encuentro un fallo desde mi punto de vista, que más que un fallo es una cuestión de gustos. Y es que está narrado en primera persona, pero no por el protagonista ni por ningún personaje, si no por el narrador, y ese estilo no me acaba de convencer. También abusa mucho de las frases cortas. Por lo demás es una gran novela biográfica, que muestra el principio del desmoronamiento del Imperio Romano (llegan los curas, se acabó el Imperio). Muy recomendable si te gusta la historia.


Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas