Naturaleza

Bambi y el cazador

Esta es una historia tan conmovedora que hasta puede tener un punto algo lacrimógeno si te pilla en un momento sensible. Es una historia que demuestra cómo un animal puede cambiar la vida de una persona; demuestra que la vida en este planeta podría ser diferente a poco que nos lo propusiéramos; demuestra que merece la pena cuidar la Naturaleza por todo lo que ésta nos puede dar. Es una historia que inevitablemente te pone a pensar en lo destructivos que somos los humanos con este planeta que, al fin y al cabo, es nuestra casa.

Los protagonistas de esta historia son Bambi y Aladino (no, no es un cuento, es que el pobre hombre se llama así). Aladino es un señor que vive en Asturias, en medio del campo, en un entorno natural espectacular. Como él mismo explica era cazador, ya que su padre, a parte de ponerle el nombre de una peli de Disney, le enseñó desde muy joven a cazar venados. Un día, a unos dos kilómetros de su casa, se encontró una cría de ciervo moribunda, se apiadó, la alimentó y con sus cuidados logró que sobreviviera. Y la llamó Bambi.

Hoy, Bambi ya es una cierva adulta. Aunque vive en libertad, todos los días visita a Aladino y pasa unas cuantas horas con él. Pero lo más importante es que desde que encontró a Bambi, Aladino no ha vuelto a ser capaz de cazar. «Aunque me pagues lo que me pagues, yo no mato ningún animal», explica.

El ex cazador se emociona cuando cuenta su experiencia con Bambi. Es impresionante lo que ha sido capaz de transmitirle esta cierva, hasta el punto de cambiar totalmente su vida.



El bosque petrificado

En Arizona hay un extraño lugar llamado El bosque petrificado. Es un parque natural cuyo suelo está cubierto por trozos de madera, sólo que no es madera, sino piedra. Es un bosque de pinos que quedó cubierto por sedimentos hace 200 millones de años. Al ser un ambiente pobre en oxígeno la madera no se pudre, sino que absorbe los minerales del terreno. El resultado de esto a lo largo del tiempo es que se crea una réplica perfecta del árbol, pero hecha en roca.
Y como suele ocurrir en este tipo de lugares, los visitantes se llevan cachitos de piedra como recuerdo.
Hasta aquí todo normal. A partir de ahora es cuando empieza a dar miedito el asunto. Resulta que la mayoría de la gente que se lleva estos souvenirs de roca acaba devolviéndolos al poco tiempo. Y no es un hecho aislado. Desde que llevan la cuenta, el parque ha recibido más de 1.200 cartas, la mayor parte anónimas, a las que acompaña el correspondiente trocito de roca sustraído.
Hay cartas de todo tipo. Desde el niño inocente al que sus padres han regañado por llevarse una roca, hasta adultos que la devuelven porque tienen unos remordimientos insoportables. Pero las cartas más curiosas son las que afirman que devuelven la piedra porque les ha traído mala suerte, o los que piensan que las rocas tienen algún tipo de maldición. Algunos relatan todo tipo de desgracias, accidentes, enfermedades e incluso muertes de familiares.
Los responsables del parque no pueden ubicarlas de nuevo porque esto distorsionaría los estudios paleontológicos que se realizan en la zona. Por ello acumulan las piedras devueltas en un montón a la entrada del parque. Este montón es conocido como La pila de la conciencia.
Esta historia fue descubierta por el fotógrafo Ryan Thompson, que recopiló las mejores cartas y sus piedras en un libro titulado Bad Luck. Hot Rocks.
¿Qué secreto guardan estas rocas? ¿Son casualidades? Que cada cual saque sus propias conclusiones.

es.gizmodo.com

El trébol de cuatro hojas

El trébol de cuatro hojas es una alteración poco frecuenta del trébol de tres hojas que encontramos con relativa frecuencia en el campo. La explicación científica por la que existen tréboles de cuatro hojas, es debido a la presencia de dos versiones del mismo gen involucrado en factor que determina el número de hojas de un trébol blanco.
Cuenta la leyenda que trébol y suerte van cogidos de la mano, y que quien encuentre un ejemplar de cuatro hojas se verña bendecido por el amor, la esperanza, la fe y la suerte.

http://vivalanzarote.es

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas