Opinión

Aminatu come. Y mucho


Nuestra cansina activista que ya casi debe formar parte de la decoración del aeropuerto de Lanzarote lleva un mes sin comer, y para ver los resultados de su dieta se acercó a una farmacia con el fin de pesarse. Intentó ocultar a los periodistas su peso pero al parecer la cazaron.

Yo hace ya días que vengo sospechando que aquí hay gato, porque la verdad, cara de hambrienta y desnutrida no tiene (fea lo es un rato, eso sí), y hoy al enterarme de lo que pesa ya no me cabe la menor duda. Seguramente, cuando se encierra en la suite privada que el aeropuerto de Lanzarote ha puesto a su disposición, lejos de la mirada de curiosos, periodistas y gilipollas con pancartas, se debe hinchar a bocatas, pastas, cafés con leche, pizzas, jamón ibérico… etc, y hasta se debe echar el cigarrito después del atracón. Fruta no come, eso seguro, ni siquiera los platanitos de Canarias que tan a mano debe tener.

¿Que cómo sé lo que come y lo que no? Pues porque ¡pesa lo mismo que yo! Y yo de huelga de hambre nada ¿eh?, que las huelgas de hambre las hago a la japonesa, comiendo más.

Un mes sin comer dice… ¡y una mierda! No se lo cree ni ella. Mide 1,65 y dicen que pesa 57 kg. Está dentro de su peso normal, no ha perdido ni un sólo gramo en un mes de huelga de hambre (ya os fijaréis en su papada, si creo que está engordando).

Por cierto, yo también quiero unas vacaciones pagadas en Lanzarote ¿dónde tengo que ir a liarla?

La religión es muy mala

Un colombiano de 40 años se ha castrado a sí mismo con una cuchilla de afeitar. Se cortó los huevos y él mismo se cosió la herida con el hilo y la aguja que suele utilizar para las vacas y los cerdos. Ahora está siendo atendido en un hospital porque tiene una infección de caballo.

Dos son los motivos que le han llevado a actuar así. Según él, tenía problemas sexuales (y seguro que mentales también) con su mujer y no quería serle infiel, por lo que le ha ahorrado a la señora el trabajo de cortarle los huevos. Esto, según se mire, hasta podría considerarse todo un detallazo por su parte.

El otro motivo que alega (y éste sí que me parece preocupante), es que “no quería defraudar a su religión”. Porque el hombre había leído en el evangelio de San Mateo que “si tu mano o tu pie te hace pecar, córtatelo y arrójalo porque más te vale entrar en la vida manco o cojo que ser arrojado al fuego eterno con tus dos manos y tus dos pies”.

Al menos éste, a parte del cerebro lavado ha demostrado tener un par de cojones (bueno ahora ya no los tiene). A ver cuántos curas pederastas (por poner un ejemplo) son capaces de seguir las indicaciones de San Mateo y cortársela antes de destruir la vida de un niño. O tal vez es que saben que la Biblia es una novela de ciencia ficción, de las malas, además.

Una vez más queda demostrada la extrema peligrosidad de las sectas, y cuando digo sectas me refiero a las grandes religiones que para mí son las peores. Porque es absurdo creer que pueda existir un dios y está fuera de toda razón lógica. Más absurdo todavía es que ese supuesto dios te ordene automutilarte, y muy triste que aún haya gente que se lo crea.

Lanzamiento de mochila

Mucho se comenta últimamente sobre la educación que reciben los niños. Lo que está claro es que ni entre los propios compañeros de clase se respetan. Para muestra, esto:

¿Pero qué pasa con esta tipa?

Últimamente no estoy muy puesta en las noticias internacionales, pero no paro de escuchar noticias y comentarios sobre una tal Aminatu Haidar.

Por lo que sé, esta señora es una activista saharaui que ha sido expulsada de Marruecos por negarse a ser marroquí. Al ser expulsada la enviaron a Lanzarote, y una vez allí se puso en huelga de hambre para reivindicar su derecho a regresar a su tierra.

El gobierno español ha tomado cartas en el asunto y le ha ofrecido el status de refugiada o bien un pasaporte español (aquí siempre repartiendo papeles alegremente), a lo que ella se ha negado.

Ahora leo que la buena señora responsabiliza al gobierno español de lo que le pueda suceder.

Vamos a ver, te estamos ofreciendo por tu cara bonita el pasaporte español, tú te niegas a aceptarlo y encima ¿la culpa de lo que te pase es nuestra? ¿pero qué más quiere esta tía?

Llegados a este punto en el que ella misma rechaza la ayuda que se le ofrece, yo la mandaría de vuelta a Marruecos, que es su país, y que se apañe allí con su gobierno.
Será que aquí no hay problemas que resolver y no hay gente necesitada, para tenernos que preocupar tanto por esta desagradecida.

Ojo, la causa saharaui puede despertar mis simpatías, pero esta señora en concreto, no.

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Ahora leyendo…
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas