CONVERSACIÓN CON FACUNDO

Acabo de recibir una llamada telefónica, que se ha desarrollado de la siguiente manera: Ring, riiiing, riiiiiiiiing Yo: ¿Sí? Alguien con acento como de los peruses: – Hoooola buenas taaardes ¿podría hablar con doña María del Carmen? Yo: Sí, soy yo. El peruso: – Encantaaaado, me llamo Facuuuundo. Yo: (Facundo?? jijijiji vaya tela) – Dime. Facundo: – La llamo porque me consta que tiene usted un seguro con el banco XXX, y por tener además la tarjeta de crédito ha sido seleccionada para que le regalemos un plan de hospitalización bla bla bla….. Yo: – Perdona que te corte, pero no me interesa. Y además ese seguro que dices que tengo ya me lo estás borrando porque yo no lo he contratado. Me has entendido!!!??? Que me borres, pero ya!!!!!!!! (con bastante mala leche). Facundo: – Pi pi pi pi pi pi pi pi…. Pues no me ha colgado el cabrón del Facundo??? Con la palabra en la boca me ha dejao. Vamos, que mañana mismo llamo al banco XXXX y le meto una queja que se va a cagar!!! Que el 90% de mi trabajo consiste en hablar por teléfono con gente y no puedes colgarles, y se te tienes que comer un marrón te lo comes!!! Dios, qué cabreo he pillado!!

FINDE EN EL PIRINEO (SEGUNDA PARTE)

Hago un paréntesis en mi explicación del finde, para contaros lo que hicimos el sábado por la noche. Se nos había hecho tarde, y decidimos quedarnos esa noche en Tramacastilla que era donde dormíamos. Nos dijo el hombrecillo de los apartamentos que había una fiesta en el pueblo porque celebraban no sé qué santo (ni él lo tenía claro), y había baile con orquesta. Así que nos fuimos a cenar a un restaurante donde nos sirvieron un vino que se podía cortar con el cuchillo de lo espesito que era, luego fuimos a un bar a tomar los carajillos (de ron, por supuesto), y finalmente al baile que nos fuimos. En el baile pedí como es habitual mis Bacardis con Coca-Cola, y acabé bebiendo Cacique con Pepsi (es lo que había). Estaba bastante asquerosillo pero cayeron unos pocos. Y allí fue donde hice la grabación de la espectacular orquesta. La gente que se ve por ahí en medio son los del pueblo, que eran poquísimos habitantes. Todo como muy familiar. Y no sabéis lo difícil que es decir «jilguero», cuando llevas un cierto nivel de alcoholemia y un cigarro en la boca. Probadlo un día.

Vídeo dedicado a la Peña del Jilguero

Para que veáis que me acuerdo de vosotros cuando me voy por ahí, jilguerillos

FINDE EN EL PIRINEO (PRIMERA PARTE)

Después de levantarme a las 6:00 de la mañana y de pasar más horas de la cuenta en la carretera, porque como era de esperar me perdí, conseguí llegar a Tramacastilla de Tena que era donde había quedado con mis amigos, y donde teníamos el apartamento para dormir. Y es que ese sitio está a tomar por culo… pensaba que no llegaba nunca. Estas son las vistas desde el apartamento. Después de dejar los bártulos y de ir a comer, fuimos a dar una vuelta por los alrededores para ver los paisajes. A continuación pasamos la tarde en un pueblo llamado Sallent de Gállego, donde se celebraba el festival Pirineo Sur. La fauna pirenaica. Por la noche después de cenar, nos acercamos al festival Pirineo Sur, donde nos jodimos de frío y me tuve que tragar casi dos horas de fados ¡¡qué coñazo, Dios mío!! Fuimos al bar y pedimos un mojito, y pa mí que se olvidaron de echarle el ron. Qué mojito más extraño. Continuará…

ME VOY DE FINDE

Mañana viernes tengo día de asuntos propios en el trabajo, y por la mañana bien temprano me voy de viaje a pasar tres días en un pueblecillo del Pirineo de Huesca. Aquí voy a estar: Obligada que me voy, eh? no os vayáis a pensar que me hace gracia pasar tres días de relax y desconexión, con lo que me gusta a mí currar. Pues eso que durante los próximos tres días no estaré por aquí. Si puedo, intentaré dejar algún post programado para el finde, pero no os podré visitar hasta que vuelva el domingo por la noche. Iros preparando para el lunes, que os relataré mis aventuras por las montañas, con fotos y todo.