Personal

MEME (AINSSS…)

Desde El Cuartico del Pops, mi querido amigo Popista me pasa este meme que es algo así como una encuesta para conocernos más. 1. Coger el libro más cercano, ir a la página 18 y transcribir la línea 4: ditos sean cuando comen y cuando beben; (estaba así tal cual) 2. Cuenta lo último que viste en la tele. Parte de un capítulo de «Padre de Familia» (que no me gusta nada), en la Fox mientras estaba comiendo a medio día. 3. A parte del ruido del ordenador, ¿qué más se escucha en este momento? La tele a lo lejos. 4. ¿Cuándo te reíste por última vez? Hace un rato, al leer un comentario que me han dejado en un post. 5. ¿Qué hay en las paredes donde te encuentras ahora mismo? Una estantería, otra estantería, un adorno que me traje de mi viaje a Guatemala que por cierto es horripilante, un corcho con tonterías colgadas, y ¿¿una chincheta?? 6. ¿Cómo estás vestido/a en este momento? Pijama de seda, bata y zapatillas. 7. Algo que los bloggers no sepan sobre ti: Ejem… que odio los memes. 7. ¿Cómo son tus manos? Pues supongo que como las de todo el mundo, con dedos, uñas y esas cosas. 8. ¿Qué ves desde tu ventana? Desde la habitación nada porque da al patio de luces. Desde el comedor las obras del AVE que las tengo justo debajo. 9. ¿Qué imagen podría definirte? Uff no lo sé. Por algún motivo que no entiendo hay dos preguntas 7… Hala, aquí queda y lo haga quien quiera.

Y HOY A DORMIR PRONTITO

Por fin llega la noche más esperada del año para miles de niños. Esta noche vienen los Reyes y más de uno hoy estará encamado antes de las 9 y con los ojos bien apretados para dormirse pronto, por si acaso. Mañana podremos escuchar relatos de todo tipo: Que si he oído a los camellos, que si he encontrado una huella en el pasillo… Recuerdo cuando venían los Reyes a mi casa (no hace tanto tiempo XD); yo estaba convencida de que entraban por la ventana (vivo en un 4º) con camellos y todo. La verdad es que aquel día era genial, no puedo tener queja. Nos levantábamos por la mañana mi hermana y yo, salíamos al comedor y allí estaban: Dos montañas impresionantes de juguetes, pero que casi llegaban al techo. Lo cierto es que se lo curraban, y se estiraban un montón. Caía casi todo lo que habíamos pedido, más algún regalillo extra que venía por sorpresa. Luego íbamos a casa de mi tío a ver qué nos habían dejado por allí… Eso sí, durante el resto del año no se te ocurriera pedir nada jejeje. Luego al hacerte mayor los juguetes van disminuyendo y se van cambiando por cosas más útiles, que si algo de ropa, que si un cd, que si un pijama… Y ya te das cuenta de que eres mayor del todo cuando te traen una cafetera, como el año pasado. Eso sí, no cualquier cafetera, me cayó una Nespresso. La verdad es que la pedí yo porque me hacía falta una. Este año no he escrito la carta, pero para el próximo año ya la estoy preparando, vaya si la escribiré jeje. Que os traigan muchas cosas, sed felices y no perdáis nunca la ilusión, ni al niño que todos llevamos dentro.

Y POR FIN SE ACABA EL AÑO

Ya quedan sólo unas horas para que se acabe el año, por fin se acaba este 2008 que parece ser dura 1 segundo más de lo habitual. Hoy todo el mundo anda haciendo propósitos para el nuevo año, y haciendo balance de éste que se acaba. Yo no voy a hacerme propósitos; simplemente porque nunca los cumplo, así que seguiré fumando, mordiéndome las uñas, sin ir al gimnasio, y disfrutando de todos mis vicios. En cuanto al balance del año que acaba, es que no puedo hacer balance porque la balanza quedaría irremediablemente inclinada hacia un sólo lado: el malo. Ha sido un año tremendamente malo a nivel personal, pero por fin acaba y espero que se lleve parte de mis penas. En cuanto al 2009, espero empezarlo con fuerza y energía, y con pensamientos positivos para poder afrontarlo con alegría. Espero que sea un buen año en todos los aspectos. Pero no todo ha sido malo en el 2008; a principios de año descubrí Blogolandia, y aquel blog que hice para pasar el rato y por el que yo no hubiese apostado ni un céntimo, lleva ya casi un año y muuuchos posts. Lo que de verdad me sorprende es que tiene visitas jejeje, eso precisamente es lo que ha hecho que me lo tome más en serio. Eso sin contar la gente que he conocido por aquí y que por supuesto considero amigos aunque no nos conozcamos en persona. No os voy a nombrar a cada uno porque seguro que me olvidaría a alguien y no quiero; los que sois mis amigos ya sabéis quienes sois, y en algunos malos momentos en los que he tenido tentaciones de desaparecer de la blogosfera me habéis dado fuerzas para seguir adelante. Y los que simplemente han estado por aquí de paso, también me han ayudado a mantener el blog vivo. A todos mi más sincero agradecimiento, y sólo me queda desearos un ¡¡FELIZ 2009!!

TELEFÓNICA Y MI CALVARIO PERSONAL

Todo empezó en agosto, cuando mi hermana y yo decidimos mudarnos a casa de mi madre. Resulta que mis padres tenían contratado el dúo de teléfono e imagenio, pero no el adsl (internet lo tenían con Ono). Como a nosotras en casa nos iba muy bien internet con telefónica, decidimos pasarnos del dúo al trio, es decir, además de lo que había contratamos el adsl. Llamé y me dijeron que todo perfecto, en pasar 24 horas tendría internet. Aquí empezó el suplicio; al cabo de una semana (sin internet) llamé y me dijeron que sí, que la conexión la tenía, pero sin configurar. Me mandaron un técnico, me lo arregló. A los dos días yo volvía a estar sin conexión. Volví a llamar, esta vez ya de malas maneras y amenazándoles. «Reinicia el router», era la respuesta; «tengo el dedo pelao de reiniciar el router» decía yo. «Déjame un teléfono y en 15 minutos te llama un técnico» (aún estoy esperando esa llamada desde hace dos meses). Después de diversas comprobaciones, llegaron a la conclusión de que mi router estaba defectuoso; «sí, es normal, de este modelo de router salen casi todos defectuosos, estamos avisando a los abonados para cambiarlos» me dijo la chica. «Joder! pues por qué me lo ponéis si sabéis que va mal». Bien, vino un ténico y me cambió el dichoso router. Resultado: La tele se bloquea, internet (supuestamente a 6 megas) me va más lento que nunca, cada 5 minutos se me va la conexión, mi ordenador a ratos no me detecta mi red pero sí detecta las redes de todo el barrio. Ayer por la noche ya no pude más y volví a llamarles, esta vez pedí directamente por el departamento de bajas. «Quiero que me des de baja todo, hasta la línea de teléfono». Expuse los motivos, y a los 10 minutos recibí un mensaje al móvil en el que me comunicaban que la «incidencia» había sido reparada. De momento, ahora parece que internet me va rapidito y aún no se me ha caído la conexión. A ver lo que dura. Conclusión: Para que te hagan caso hay que llamar a los sitios con mucha mala leche y de entrada exigir que te den de baja. Sólo así parece que se empiezan a mover. El trío de telefónica cuesta unos 90 euros al mes, eso es un pastón para permitir que te vayan toreando.

Si te gusta la historia, pásate por mi otro blog
Me gusta hacer fotos
Blogs amigos
Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a otros 3 suscriptores

Aviso a navegantes

Casi todas las imágenes de este blog han sido tomadas de internet, exclusivamente con fines decorativos y son propiedad de sus respectivos autores. Si ves una foto tuya en algún post y no quieres que esté, avísame y la quitaré.

Estadísticas