Un no parar

La gente, las luces, los adornos navideños… Todo incita a ir de compras estos días.
En el centro de la ciudad están las calles y las tiendas llenas de gente. Entre los turistas y los autóctonos no se puede ni dar un paso. El tráfico, imposible.
Los grandes almacenes y centros comerciales a rebosar de gente, parece que regalen las cosas. Y va a ser así durante todo el mes de diciembre.
Luego, pasarán las fiestas navideñas y empezarán las rebajas de enero. Y vuelta a empezar.
Es un no parar.


3 comentarios en “Un no parar”

Despáchate a gusto. Estás en tu casa