Ventrílocuos, qué miedo

Pocas cosas hay que den más mal rollo que los muñecos de los ventrílocuos. Porque no os vayáis a pensar que todos son como Doña Rogelia, no… Sobre todo los antiguos, algunos son espeluznantes. Para tener pesadillas.

Visto en Rincón Abstracto

5 comentarios en “Ventrílocuos, qué miedo”

  1. Ostra, me he liado otra vez: son FEOS

    Ays, la culpa debe ser del cha-cha-chá… jajaja, y del tiempo que hace que no lo bailo (ya podían empezar de nuevo las clases de baile….)

    Responder

Despáchate a gusto. Estás en tu casa