Ya estoy saboreando los últimos días de vacaciones, a partir del lunes volvemos a la rutina. Como viene siendo habitual he hecho el viaje al pueblo y la escapada a la Costa Brava en la mejor compañía posible. Pero además este año ha tocado viaje largo: estuve una semana en Nueva York.
¿Y qué decir de Nueva York? Pues la verdad, no sé qué decir. Es un lugar tan diferente a cualquier ciudad europea que se convierte en indescriptible. Es otro mundo.


Despáchate a gusto. Estás en tu casa

Suscríbete y recibe las entradas por correo electrónico

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas